SAT pone el ojo en los contadores

Para evitar la evasión fiscal

TUXTEPEC, OAX.-Con el propósito de evitar que siga habiendo lavado de dinero y evasión fiscal, ahora el SAT, responsabiliza directamente a los contadores públicos, y ya no a los patrones o contribuyentes como era antes, a que en caso de no dar cumplimiento a las disposiciones referente al dictamen, o que no aplique las normas o procedimientos de auditoría, se le fincará responsabilidad penal o suspensión de hasta 3 años de su registro.

Al respecto, el contador Faustino Mendoza Hernández, explicó que de acuerdo a la nueva reforma del código fiscal de la federación, le avientan mucha carga responsabilidad del SAT, al contador, porque se supone que es el experto y el que puede inducir al patrón a comprar facturas falsas, hacer uso indebido, buscar la forma de evadir el impuesto.

Y por esa situación, sostuvo que van ya a sancionar al contador público, por lo que con ello, lo pone como un responsable solidario, e inclusive puede incurrir en delito penal y puede ser demandado en esa vía y sancionado y quitarle la cédula para que no ejerza jamás, ya que anteriormente iban sólo contra el patrón, por lo que el contador quedaba eximido de cualquier responsabilidad.

Pero dado que el contador es quien lleva la contabilidad, y quien debe prevenir al patrón para que no haga esas cosas, entonces ya le cargan la responsabilidad, en caso de que se compruebe una auditoría, de lo cual tuvo conocimiento pleno de esto y lo permitió, ya que los contadores en empresas grandes, emiten dictamen financiero, entonces están avalando cosas chuecas que descubre el SAT y lo va a sancionar, por lo que así está la nueva reforma.

De manera que todo esto se encuentra plasmado en la reforma que tuvo el código fiscal de la federación, lo cual está enfocado a evitar la evasión fiscal principalmente, así como del lavado de dinero, lo que se hizo con ese fin para evitar la evasión de recursos, pues ha habido mucha compra de facturas falsas y luego están metiendo muchos gastos para bajar la base gravable, pues entre más gastos se tengan, el ingreso de venta baja, luego entonces la base gravable es baja, y se pagará poco impuesto.

Pero ojo con el contador que haga eso, porque el SAT, lo va a descubrir y refundir en el bote.