En la Frontera Sur reapertura de restaurantes genera empleos

Sergio García Sergio García

Los restaurantes del corredor gastronómico trabajan a un 30%.

Tapachula.- La reapertura de restaurantes del corredor turístico gastronómico genera empleos para más de un centenar de trabajadores en la frontera sur de México, luego de permanecer cerrados más de 120 días debido a la pandemia del coronavirus.

Los restaurantes regresaron a la actividad, lo que les da una esperanza para las familias que dependen de este sector.

Juana, que vive en el municipio de Tuxtla Chico, es cocinera en el corredor gastronómico, contó que durante la pandemia se quedó sin trabajo, porque el restaurante donde laboraba tuvo que cerrar.

Ahora con el regreso a las actividades, hay una esperanza de tener dinero para mantener a su hijo.

Mientras, preparaba tortillas a mano, Iris, dijo, todavía la situación económica está muy difícil, porque mucha sigue sin empleo y los productos de la canasta básica están muy caros

María de los Ángeles Sánchez, también es cocinera en el restaurante Veros, para ella, regresar a su empleo, significa tener dinero para comprar sus medicinas.

Todavía, la afluencia de personas a los negocios de comida es poca, por las medidas sanitarias y el temor de las personas al COVID-19 , lo que redunda en pocas ventas.

Carlos Carrasco, presidente del Corredor Turístico Gastronómico Izapa, dijo que alrededor de 170 personas entre cocineras, meseras y meseros de 28 restaurantes, regresaron a sus trabajos con esta reapertura.

Los restaurantes del corredor gastronómico trabajan a un 30%, respetando las medidas sanitarias que establece la Secretaría de salud, para evitar los contagios de coronavirus.

Actualmente se trabaja con 6 o 7 mesas para los comensales, cuando antes eran 15 mesas al servicio.

A una semana de la reapertura los restaurantes han tenido un repunte en sus ventas del 40%, considerando que estuvieron sin vender por 4 meses.

Carlos Carrasco, aseguró que durante la pandemia y el cierre de negocios nunca dejaron solos a sus trabajadores en los momentos más críticos los apoyan con despensas y un pequeño sueldo.