Tienditas sufrirán por prohibición de comida "chatarra" en Tuxtepec

A menores de edad 

TUXTEPEC, Oax.-La aprobación de la iniciativa del Congreso de Oaxaca para prohibir la venta de refrescos y golosinas a menores puede impactar de forma negativa a los pequeños comercios, porque gran parte de las ventas diarias se llevan a cabo por menores de edad que compran productos contemplados como chatarra.

Al aprobarse los pequeños comercios o tienditas no podrán vender estos productos a los menores de edad, tal como ocurre con el cigarro, caso contrario serán acreedores a sanciones administrativas.

Elsa Joachín, quien se dedica a la elaboración y venta de volovanes, opinó que la reforma puede traer afectaciones a la economía, porque en su caso del negocio dependen otras diez familias y si prohíben la venta los ingresos serán menores.

Considera que los legisladores deben replantear que consideran chatarra, incluso contemplar la mala calidad  con que se elaboran algunos productos, porque en el caso particular utilizan carnes frías que tienen menos productos dañinos, el pollo lo crían en casa, de tal manera que el producto cumple con estándares de calidad.

Para la comerciante, si el congreso quiere cuidar la salud de los niños, pide aplicar otra estrategia que incluya también a los padres de familia, porque la alimentación adecuada inicia desde casa y regular la ingesta de alimentos.

Por otra parte Leticia Fentanes, con más de 27 años en el negocio de abarrotes, refirió que para las tienditas el impacto si será visible, si actualmente por la contingencia sanitaria la ventas cayeron hasta 50 por ciento, si prohíben la venta a menores será peor la situación.

Los principales consumidores son los menores de edad, sobre todo en día de escuela y lo que más compran son refrescos y sabritas, por lo que pide antes de prohibir sustituir los productos para que los negocios puedan vender y no resulten afectados.

Oportunidad para negocios de productos saludables y orgánicos 

Aunque la iniciativa puede afectar a las tienditas,  los negocios que se dedican a la venta de alimentos saludables y orgánicos, pueden encontrar una oportunidad si el Congreso reforma el artículo 20 bis de la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en el estado con el propósito de reducir los casos de diabetes e hipertensión en los menores.

Actualmente la venta de platanitos fritos, malanga, camote, es menor, aunque si la consumen los niños, compran más productos azucarados o frituras comerciales, sin embargo consideran que al no tener la oportunidad de comprar lo que habitualmente se pueden inclinar por nuevas opciones. 

También las bebidas como la horchata de plátano, jugo de caña, piña, naturales, jugos, puede encontrar un espacio en las instituciones educativas, por lo que ven viable que el Congreso impulse tal iniciativa.

De ser aprobada quedará prohibida la distribución, venta, regalo y suministro a menores de bebidas azucaradas, y alimentos envasados de alto contenido calórico tanto en el estado, instituciones de educación pública, privada y media superior, así como en máquinas expendedoras.