"Ley chatarra" afectará la economía de Oaxaca y no reducirá la obesidad: Coparmex

En medio de la polémica desatada por la ley oaxaqueña que prohíbe la venta de alimentos y bebidas envasadas a niños, varias organizaciones salieron a declarar que esta decisión podría impactar en la economía del estado.

Por medio de un comunicado varios organismos dieron a conocer su posicionamiento sobre el tema y aseguraron que:

“Esta decisión será de alto impacto económico a toda la cadena de valor de la industria agroalimentaria, sector primordial en el Estado y afectando también productores artesanales y pequeños comercios a lo largo del territorio oaxaqueño”.

Entre quienes formaron parte del comunicado están la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, de la Industria Panificadora, la Asociación de Chocolate, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, ConMéxico, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.

Aseguraron que se encuentran a favor de la salud de los habitantes del estado de Oaxaca y no venden de manera proactiva sus productos en las escuelas.

Por otro lado, destacaron que este decreto pretende también limitar la venta de productos como el chocolate oaxaqueño, granolas, yogures y cereales en cualquier tiendita, restaurante, taquería, supermercado.

Las organizaciones puntualizaron que esta decisión no logrará erradicar el sobrepeso y la obesidad y solo “incentivará el mercado informal e impactará negativamente a las familias de miles de oaxaqueños que dependen de su venta, distribución y comercialización”.

Además, rechazaron la prohibición impuesta porque no hubo disposición por parte del Congreso de Oaxaca para hacer mesas de trabajo.

La reforma se hizo a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para prohibir la venta, regalo, distribución o promoción de comida chatarra a menores de edad.

De acuerdo con Magaly López Domínguez, diputada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien fue la responsable de de elaborar la iniciativa de reforma, de esta forma los padres serán los responsables de decidir la cantidad de comida chatarra que consuman sus hijos.

De esta forma, Oaxaca se convirtió en el primer estado en todo México en aprobar una norma de este tipo con el objetivo de reducir el acceso de los menores de edad a productos comestibles no saludables.

A pesar del rechazo de la industria, la inIciativa fue celebrada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y varias organizaciones no lucrativas.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, también celebró la inciativa. Justificó su aprobación al recalcar que en lo que llevamos de la actual pandemia por coronavirus " mueren cada año ese número de personas con algo atribuible a las bebidas con azúcar y eso sólo las bebidas azucaradas, todo lo demás, la comida no saludable, también de los alimentos ultraprocesados, el consumo excesivo del alcohol”.

Además recalcó que el 35% de los adolescentes y niños tienen sobrepeso u obesidad y el conjunto, las dos cosas. 75%. Por otro lado, en la población mayor de 20 años, tres cuartas partes tienen sobrepeso y obesidad.