Evasión fiscal un delito que afecta a Chiapas

Daniela Grajales Daniela Grajales

Al hacer caso omiso podrían venir problemas para las personas.

Las reformas fiscales que anunció el gobierno federal y que entraron en vigor este 2020, buscan reducir la evasión del pago de impuesto y de abonar a la contribución del gasto público. Jesús Alfonso Ramírez Aguilar, presidente del Capítulo Chiapas de la Academia Mexicana de Derechos Fiscales, abundó sobre el tema que más allá de generar preocupación, dijo, lo que tienen que hacer los contribuyentes es activar su Buzón Tributario, hacer todo el procedimiento como dejar los datos de contacto, correo electrónico y teléfono móvil, para que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dé a conocer la situación que vive cada usuario con el tema fiscal, al hacer caso omiso podrían venir problemas para las personas.

Si bien, no se ha logrado tener un dato exacto de a cuánto asciende la evasión fiscal en todo el país porque los gobiernos estatales no notifican este dato a la federación, economistas estiman que ésta se encuentra entre los 350 mil millones de pesos y para Chiapas este número representó en 2019 casi los 8 mil millones de pesos.

Sin embargo, esta cifra año con año podría aumentar si se toma en cuenta que muchos contribuyentes agotan hasta el último recurso para pagar sus impuestos.

"Si tuviéramos un parámetro acerca de la evasión fiscal en el estado, necesariamente tendríamos que remitirnos al comercio informal, derivado de la pandemia y reducción de plazas de trabajo y entidades privadas y de negocios ha habido un alto número de desempleos, ese desempleo ha ocasionado que más personas se sumen al comercio informal y el comercio informal es el que menos impuestos paga o no paga impuestos".

Chiapas es una de las entidades que más evasión fiscal genera, el alto número de comercio informal, el cual se encuentra arriba del 74% deja grandes pérdidas a la economía chiapaneca.

Economistas recomiendan a las y los contribuyentes asesorarse con expertos en la materia, ya que de caer en alguna anomalía, ellos son quienes tendrán que enfrentar a la justicia y quienes resultaron afectados.

Cabe ejemplificar que sólo el 20 por ciento de los chiapanecos enfocados a rentas a empresas, cumple con declarar estos ingresos, mientras que el resto, enfocado a rentar cuartos, departamentos y casas, se encuentra expuesto a recibir una sanción.

Por otra parte Carlos Méndez, especialista en detección de lavado de dinero, durante un conversatorio en redes refirió que “este delito afecta a todo el país incluido Chiapas, pues en su intento por ocultar sus ganancias, los inculpados dejan de pagar impuestos acción que finalmente daña las finanzas del Estado al limitar sus recursos para el sostenimiento de programas sociales y construcción de obras de infraestructura”.

Remarcó que se ha logrado detectar que esta problemática está íntimamente relacionada con la creación de empresas fantasma. “Este ilícito ha creado dos tipos: las empresas ficticias, es decir, las que no existen administrativamente, pero que cuentan con una dirección e incluso un local”.

Añadió que la segunda categoría pertenece a las firmas que son legítimamente constituidas, para lo cual requirieron en un momento determinado de un Notario Público para llevar a cabo su constitución, pasaron por la inscripción del Registro Público de la Propiedad y del Comercio y cuentan con otro registro en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), lo cual las hace ver como legales.

Puntualizó que ambos tipos llegan a simular operaciones por medio de venta de facturas. “Detrás de estos negocios existen personas Físicas quienes realizan los entramados financieros para poder evadir al fisco. Es un tema delicado, pues al suceder esto los gobiernos no tienen una recaudación real de los impuestos y por ello no llegan a cumplir con el gasto público”.