Auxilian a más de 76 mil migrantes en la Frontera Sur de Chiapas

Sergio García Sergio García

Los integrantes del Grupo Beta son identificados por su playera naranja.

Tapachula.- En los últimos 20 años, el Grupo Beta, quienes son identificados por su playera naranja, han brindado atención y auxilio a 6 millones 91 mil 456 personas migrantes nacionales y extranjeros, a través de 538 mil 979 recorridos.

Los grupos Beta del Instituto Nacional de Migración (INM), de la Secretaría de Gobernación, han auxiliado a 76 mil 401 personas migrantes nacionales y extranjeras en el desierto, selva, cañadas, ríos y praderas, durante su ingreso, tránsito y salida del territorio mexicano, de enero a julio de 2020.

De ese total, destacan las acciones de ayuda humanitaria, localización de extraviados, la asistencia en el retorno de personas extranjeras a su país de origen, el rescate en áreas o lugares desérticos, selváticos o riesgosos, como cañadas o ríos, la asistencia legal y primeros auxilios, entre otras tareas que dan a los Grupos Beta un reconocimiento internacional.

A la fecha, existen 22 Grupos Beta en 9 estados del país: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca. El 30 de julio pasado, el embajador de Guatemala en México, Mario Adolfo Bucaro Flores, hizo un reconocimiento a la labor y entrega de Grupos Beta, por sus 30 años de vocación y la salvaguarda de los derechos humanos de personas migrantes que ingresan, transitan y salen de territorio mexicano.

Se destacan las tareas de localización de 14 personas extraviadas, ayuda humanitaria a 57 mil 38, asesoría legal a siete más, el rescate de 1 mil 311 y primeros auxilios a 17 que presentaban alguna lesión.

Lamentablemente, fueron recuperados 51 cuerpos de personas extranjeras en el Río Bravo y zonas desérticas de la frontera norte del país, entre 2019 y 2020.

Grupos Beta llegaron, el pasado 2 de agosto, a su aniversario número 30, dedicados a salvaguardar los derechos humanos de quienes migran en su tránsito por el territorio nacional, sin importar su nacionalidad o situación migratoria, lo que se refuerza día a día el lema que los distingue: vocación, humanismo y lealtad.

El 2 de agosto de 1990, en Baja California, se crea un programa piloto que, más tarde, integraría el Grupo Beta Tijuana, el cual tenía como finalidad el auxiliar a personas migrantes que eran víctimas de la delincuencia, durante su tránsito por territorio mexicano. En 1994, se forma el Grupo Beta Nogales, en Sonora; en 1995, se crean dos más, uno en Tecate, Baja California, y el segundo, en Matamoros, Tamaulipas.