Familiares reclaman cuerpo de Jorge A. C., quien había sido ejecutado en San Jacinto Amilpas

El cuerpo tenía cubierto el cráneo con una sudadera.

La persona que fue asesinada de un balazo en la cabeza, cuyo cuerpo apareció con el cráneo cubierto con una sudadera o suéter en el arroyo que delimita los municipios de San Jacinto Amilpas y Oaxaca de Juárez, fue identificada legalmente como Jorge A. C., de 26 años de edad.

Sus familiares comparecieron prácticamente a la medianoche del lunes en la Fiscalía General del Estado para reclamar legalmente el cuerpo, indicando que tuvo su domicilio en la agencia de San Martín Mexicápam y presuntamente se dedicaba al comercio en la zona del mercado de abasto.

Localizan el cuerpo

Como se informó en la edición de ayer de manera oportuna, los hechos iniciaron el lunes aproximadamente a las 7:30 horas cuando vecinos del fraccionamiento Orquídeas, de la agencia de Santa Rosa, reportaron que una persona sin vida estaba derribada junto a un árbol, donde se apreciaban manchas de sangre.

Policías de Oaxaca de Juárez acudieron al sitio y al confirmar la existencia del cadáver procedieron a resguardar el lugar para las diligencias de ley.

Durante las diligencias, realizadas por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), observaron que el extinto vestía pantalón de mezclilla azul, tenis color blanco y un playera color azul con vivos color gris, de manga larga, así como tenía la cabeza cubierta al parecer con una sudadera color azul.

El cuerpo estaba boca arriba y tenía los pies atados al parecer con una agujeta color negro.

En el lugar, los agentes presuntamente localizaron un casquillo percutido, y al inspeccionar el cuerpo, observaron que presentaba una lesión por proyectil de arma de fuego en la sien izquierda.

El impacto presentó salida en la sien derecha, quedando la huella en el tronco del árbol.

Fue detenido por robo

De acuerdo con los archivos periodísticos, el extinto fue detenido la semana pasada por elementos de la Policía Municipal de Oaxaca de Juárez al ser acusado del robo de un teléfono celular.

Su detención ocurrió el miércoles 22 de julio a las 15:10 horas cuando elementos de la Subdirección de Proximidad Social adscritos a la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR), participaban en un operativo de prevención, disuasión y vigilancia en las inmediaciones del Mercado de Abasto.

Al circular en el Periférico, frente al puente peatonal fueron informados por una persona que en el pasillo de las Carnes Asadas tenían retenido a un sujeto por el robo de un teléfono celular.

Debido a ello se trasladaron al lugar y al arribar observaron a tres personas que tenían retenido a un sujeto, en ese momento fueron abordados por una joven, quien señaló a éste como el mismo que momentos antes le había arrebatado su teléfono celular.

Explicó que al viajar en un autobús del transporte urbano, de pronto un sujeto metió la mano por la ventanilla para arrebatarle su teléfono, pero forcejó con éste y ello provocó que su teléfono cayera al suelo.

El desconocido lo tomó y comenzó a correr con dirección al mercado, por lo que descendió y con la ayuda de varias personas le dio seguimiento hasta la entrada del pasillo de las carnes asadas, donde lo retuvieron y recuperó su teléfono, pero ya presentaba la pantalla dañada.

Ante el señalamiento, procedieron a la detención del presunto responsable, quien dijo llamarse Jorge A. C. V., de 26 años de edad, quien fue consignado a la Fiscalía General del Estado como presunto responsable del delito de robo.