Piden organizaciones aprobar la prohibición de venta de productos chatarra a menores de edad

Más de medio centenar
Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

El dictamen de la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad será hoy analizado, discutido y, en su caso, aprobado.

Más de medio centenar de asociaciones civiles, como el Fondo Guadalupe Musalem, y personajes públicos, como la cantante Lila Downs, se manifestaron a favor de que la 64 Legislatura del estado apruebe la adición a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, que prohíbe la venta o regalo de bebidas azucaradas y comida chatarra a menores de edad.

El dictamen de la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad será hoy analizado, discutido y, en su caso, aprobado por el pleno de la 64 legislatura.

En la víspera, las asociaciones y personas reconocidas apoyaron la iniciativa impulsada y promovida por la diputada Magaly López Domínguez, que busca reducir las enfermedades relacionadas con el alto consumo de azúcares y grasas saturadas, grasas trans y sodio añadidos.

A través de diversos escritos publicados en sus páginas web oficiales y redes sociales, la ciudadanía de forma organizada solicitó a los diputados ponderar la salud y vida de la infancia oaxaqueña, por encima de intereses económicos de la industria alimentaria.

Llamaron sin distingo a los legisladores a emitir su voto de forma responsable y aprobar el dictamen.

La asociación Espiral por la Vida, que agrupa a más de 50 organizaciones civiles, consideró que es necesario proteger la salud y la vida de niñas y niños por encima de los poderosísimos intereses económicos de las grandes empresas transnacionales productoras y distribuidoras de refrescos y alimentos chatarra.

 Enfermedades en niños 

Citó que desde 2016 el gobierno mexicano ha emitido declaratorias de emergencia sanitaria a todas las entidades federativas del país, ante la magnitud y trascendencia de los casos de sobrepeso y obesidad, y de los casos de diabetes mellitus, que siguen vigentes.

Comentó que un estudio del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, del Instituto Nacional de Salud Pública, advierte que niños con consumo habitual de bebidas azucaradas tuvieron 2.4 veces más probabilidad de tener sobrepeso; que el consumo elevado de bebidas azucaradas en niños y adolescentes predice ganancia de peso en la edad adulta, y que el consumo de bebidas azucaradas y refrescos se ha identificado como un factor de riesgo importante para diabetes mellitus y síndrome metabólico.

Manifestó que de manera reiterada, el gobierno de México ha expuesto que las enfermedades crónico-degenerativas como la obesidad, la diabetes y la hipertensión, son la causa principal de que la tasa de letalidad por COVID-19 en el país sea tan elevada, y que esas enfermedades devienen de la mala alimentación, de manera destacada por el alto consumo de bebidas azucaradas y alimentos industrializados de alto contenido calórico, o los llamados “alimentos chatarra”.

“En razón de ello, quienes firmamos la presente pedimos respetuosamente a las diputadas y los diputados del Congreso del Estado de Oaxaca a ponderar la salud y la vida de la infancia oaxaqueña por encima de los intereses económicos de la industria de alimentaria, y votar a favor del dictamen que prohíbe la venta de refrescos y alimentos chatarra a menores de edad, como un mecanismo para prevenir enfermedades crónicas desde edad temprana, preservar la salud y la vida de la infancia oaxaqueña, y como un precedente importante para tomar en cuenta en el resto del país”.