Falta de visión y egoísmo ante iniciativa de prohibir venta de bebidas y alimentos chatarra, afirma Centro Calpulli Ac

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

ONG convocó al Congreso a no dejarse presionar por los grupos económicos que se oponen a que la medida se concrete.

El rechazo de la Iniciativa Privada a la propuesta que desde el Congreso de Oaxaca busca prohibir la venta de bebidas y alimentos azucarados y con alto contenido calórico a menores de edad, muestra egoísmo y falta de visión, señaló Felipe Sánchez Rodríguez, coordinador adjunto del Centro Calpulli Ac, asociación que trabaja con niñas, niños y adolescentes en los barrios populares de la Ciudad de Oaxaca de Juárez.

“El empresariado mexicano debería de tener conciencia sobre lo nocivo que son muchos de los productos a la venta y al alcance de las niñas y niñas en todos los espacios, desde la escuela hasta en sus entornos vecinales. Y digo que es un egoísmo y falta de visión porque pudieran aprovechar para hacer innovaciones, venta de productos que sean de alto valor nutricional”, destacó en el activista en el marco de la discusión que llevará a cabo este miércoles el Congreso de Oaxaca.

La iniciativa presentada por la diputada Magaly López Domínguez -expuso- no sólo es necesaria, sino urgente para garantizar a la niñez el derecho fundamental a la salud.

En este sentido convocó al Congreso del Estado a no dejarse presionar por los grupos económicos que se oponen a que la medida se concrete.

“Las y los diputado tiene una gran oportunidad de legislar en favor de la infancia, de los derechos de las niñas y niños para que tengamos un pueblo más sano. Si las diputadas y los diputados logran aprobar esa iniciativa a ser un éxito que puede ser un precedente para las legislaturas de otros estados. A raíz de esta pandemia nos estamos dando cuenta del impacto que tienen estos productos y México es uno de los países con mayor número de defunciones por las enfermedades degenerativas que padecen muchos habitantes”, manifestó.

Mejor salud, mayor rendimiento 

Destacó que como asociación que promueve los derechos de la niñez no está en contra del empresariado, pero sí a favor de que haya productos de calidad.

“Es lógico que no quieran hacer ningún cambio porque les ha dado grandes ganancias los productos que han vendido, lamentablemente bajo el consentimiento del estado mexicano, y digo el estado mexicano porque son diferentes instancias del gobierno mexicano las que deberían de velar para que esto no suceda. Esta en primer lugar las instancias educativas y de salud, así como los diferentes niveles y poderes de gobierno”.

Una población con mejor salud se traduce en mayor rendimiento, mejor desarrollo, menos enfermedades degenerativas y a la larga menor gasto en hospitales y medicinas, esto último al final de cuentas convertido en una carga a la economía inclusive al empresariado puesto que un trabajador constantemente enfermo o que padece enfermedades crónicas no rinde lo mismo que uno sano, destacó.


Mala nutrición 

  • 155 millones sufren retraso del crecimiento
  • 41 millones tienen sobrepeso o son obesos
  • 52 millones de niños menores de 5 años presentan emaciación 
  • 17 millones padecen emaciación grave

Fuente: ONU