Abuelitos chiapanecos requieren de tratamiento psicológico integral

René AraujoRené Araujo

La salud mental es importante en todas las etapas de la vida.

La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, y mucho más importante cuando se va envejeciendo, esto incluye bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma de pensar, sentir y actuar, y determina cómo se va manejando al adulto mayor ante situaciones de estrés, como la que puede ocasionar esta pandemia.

Ante esto Berenice Gómez Díaz, psicóloga clínica de la dirección de Salud Mental y Adicciones de la secretaría de Salud, expuso que toda la población experimenta grandes cambios en su conducta, algunos son más vulnerables que otros, principalmente por las comorbilidades presentes en pacientes con COVID-19, lo que genera miedo, tensión, ansiedad, depresión y estrés.

Sostuvo que los adultos mayores necesitan ser escuchados por el impacto en su estilo de vida que ha causado mucho tiempo confinado en casa, en ese sentido, es de primera necesidad retomar las actividades recreativas, es importante volver a restablecer las actividades que realizaban como los juegos de mesa, tejer, bordar y pintar que se han perdido.

“Quienes estén en casa con los adultos mayores tienen que retomar el acompañamiento a los adultos mayores con sus actividades recreativas, se trata de una escucha permanente, ahora que la vida nos permite la cercanía hay que generar calidad de vida en este sector en medio de la pandemia''.

De acuerdo con la psicóloga, se estima que el 41% de los adultos mayores viven solos, situación que puede aumentar su percepción de soledad.

En este contexto, mencionó que el hecho de que los adultos mayores presenten mayor dificultad para comunicarse con otras personas a través del uso de tecnologías de la información y comunicación, podrían detonar aún más esa sensación de soledad o abandono por el que atraviesan durante el confinamiento.

En consecuencia, lo ideal es que se mantengan ocupados, que realicen actividad física y procuren mantenerse en contacto con sus familiares y amigos, pues de lo contrario, podrían caer en depresión.

Hay quienes tienen limitaciones por la edad y por comorbilidades, principalmente la diabetes, la hipertensión y la obesidad, y es cuando hay que voltear con urgencia a nuestros abuelos, no permitamos la soledad porque puede generar consecuencias, alertó.

“No podemos negar que la convivencia familiar ha venido a menos por los estilos de vida de la humanidad, el quedarse en casa por medidas sanitarias ha tenido costos para muchas personas, como la ansiedad y el estrés, hoy poco podemos retomar poco a poco las actividades lúdicas, religiosas y deportivas”.

Recalcó que aún cuando se está limitado por las medidas sanitarias, hay que generar la estimulación mental y cognitiva, salir de la rutina, prevenir enfermedades y estimular la memoria, se trata de un sector de la población muy valioso, útiles, tienen capacidades, aun cuando no los vamos a exponer a riesgos, hay que hacerlos sentir muy útiles, no excluirlos, y plantea acudir para la atención al Centro Psicológico Post COVID-19.