Después de tocar tierra en Carolina del Norte, Isaías se degrada a tormenta tropical

Isaías impactó Carolina del Norte el lunes por la noche, provocando inundaciones costeras y en interiores y se espera que la tormenta siga avanzando por la costa este de Estados Unidos.

Isaías alcanzó vientos sostenidos de 85 mph (130 km/h) el lunes, lo que lo hacía calificar como un huracán de categoría 1, antes de tocar tierra cerca de Ocean Isle Beach, Carolina del Norte, alrededor de las 11:10 pm ET, según el Centro Nacional de Huracanes. Fue degradado a tormenta tropical la madrugada del martes, con vientos máximos sostenidos reducidos a 70 mph (110 km/h).

Pero Isaías todavía lleva condiciones peligrosas y potencialmente mortales a medida que avanza por la costa, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy.

El viento y el agua con «olas de uno o dos pies (30 a 60 centímetros)» obligaron al cierre de un puente en Sunset Beach, Carolina del Norte, el lunes por la noche, dijo la policía local en Facebook. Jessi Viox dijo a CNN que las calles de Holden Beach se convirtieron en ríos a medida que el agua subía rápidamente.

«Preparándose para el segundo round», dijo Viox. «El centro se ha movido a nuestro alrededor y ahora llega la parte final».

Antes de que Isaías tocara tierra, la parte superior del Apache Pier Pavilion se veía levantado con el viento.

Casi 245.000 usuarios se quedaron sin electricidad después de que la tormenta llegó a la costa, según PowerOutage.US. Y de acuerdo con el Cuerpo de Bomberos del Condado de Horry en Carolina del Sur, se informó que varias estructuras en Ocean Isle Beach estaban en llamas.

Una advertencia de huracán estaba vigente desde el área del río South Santee en Carolina del Sur hasta Surf City, Carolina del Norte, lo que significa que se esperan condiciones de huracán en algún lugar dentro del área de advertencia, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

Se espera que la marejada ciclónica en algunas partes del área de advertencia de huracanes alcance hasta metro y medio.

Después de golpear las Carolinas, se pronostica que Isaías se debilitará gradualmente mientras deja fuertesvientos a lo largo de la costa este el martes, incluso en Washington, Filadelfia y Nueva York.

La tormenta podría llevar los vientos más fuertes a la ciudad de Nueva York desde la supertormenta Sandy hace casi ocho años, dijo Ross Dickman, el meteorólogo a cargo de la oficina del Servicio Nacional del Clima en Nueva York.

«El impacto del viento y las inundaciones de Isaías serán similares a lo que la ciudad ha vivido con algunas de las tormentas costeras más fuertes», como las llamadas nor’easters, «pero no hemos visto una tan fuerte en muchos años», dijo.

Toques de queda y evacuaciones

Un toque de queda se ordenó el lunes en comunidades en la costa este de Carolina del Norte, como Cape Fear, cuando Isaías se acercó, según WWAY-TV, afiliada de CNN. La mayoría de los toques de queda comenzaron alrededor de las 5 y 6 de la tarde del lunes y terminaron entre las 6 y las 9 de la mañana del martes.

En otras partes de la costa, ciudadanos y turistas fueron evacuados. El Departamento de Transporte de Carolina del Norte evacuó a más de 3.000 personas de la isla de Ocracoke el lunes, informó WAVY-TV, afiliada de CNN.

«Lo más importante es salir del peligro si le dicen que evacue. Intente tener un plan para quedarse con amigos o familiares fuera de la zona de peligro», dijo el lunes el gobernador Roy Cooper.

En territorio continental, ciudadanos estaban almacenando suministros para la tormenta.

«Nunca se sabe. Hemos sido golpeados con peores sorpresas, por lo que realmente nunca son demasiados preparativos los que uno puede hacer», dijo Eli Thompson, de Avon, a WAVY-TV.

Se esperan vientos fuertes de hasta 70 mph (110 km/h) que podrían derribar las líneas eléctricas y los árboles. Los tornados también son posibles en Carolina del Norte y del Sur, dijo el departamento de manejo de emergencias de cada estado.

Se preparan para la tormenta

Una advertencia de tormenta tropical está vigente para gran parte de la costa este y el Atlántico después de que Isaías golpeara las Carolinas el lunes por la noche.

Una advertencia de tormenta tropical se ha extendido hacia el norte a Stonington, Maine. Una advertencia al sur del río Savannah en la frontera entre Georgia y Carolina del Sur ha sido descontinuada.

Advertencias de marejada ciclónica estaban vigentes para Edisto Beach, Carolina del Sur, Cape Fear, Carolina del Norte; Pamlico y Albemarle en Carolina del Norte, y Oregon Inlet, Carolina del Norte, hasta la frontera con Virginia.

Los estados del Atlántico medio deberían ver los efectos de la tormenta el martes en la bahía de Delaware, el río Tidal Potomac, la bahía de Chesapeake y Long Island Sound.

Para el miércoles por la mañana, New Hampshire y Maine verán lluvia como resultado de Isaías.

En Maryland, la inminente llegada de la tormenta llevó al gobernador Larry Hogan a suspender el martes las operaciones de realización de pruebas de covid-19 en sitios comunitarios.

La ciudad de Nueva York está implementando medidas provisionales de inundación en el bajo Manhattan, incluida la instalación de barreras temporales para evitar inundaciones.