LECTURAS PARA LA VIDA: ¡Ay, Jalisco, no te rajes!

Aunque la noche esté obscura

y aquí no hay ninguna luz

con tu divina hermosura

la iluminas toda tú,

con tu divina hermosura

la iluminas toda tú...

Ernesto Cortázar-Manuel Esperón

 

De la familia somos cuatro hijos, mis tres hermanas y yo; con cada una tengo una relación de mucho cariño; su particularidad se definió por el tiempo y situaciones que se nos presentaron en la vida. A propósito de que este 3 de agosto, fecha del natalicio del considerado por muchos como el más prolífico músico de la época del cine de oro mexicano, Manuel Esperón González, recordé una anécdota con la menor, Mónica.

Siempre ha sido de espíritu alegre y agudo ingenio; de niños echábamos carreritas cuando íbamos a los mandados y en ocasiones le jugaba bromas pesadas. Fue antes que yo cumpliera los 18 años que en el teatro Álvaro Carrillo se festejó a don Manuel Esperón; a pesar de ser menor que yo, Mónica era más animosa para esas celebraciones, fue quien me entusiasmó a acudir al acontecimiento.

Desde niño escuché la canción vernácula en voz de Jorge Negrete; me encantó a tal punto que hoy sigue siendo de mis favoritas. En las mañanas escuchaba el programa de radio La hora mexicana, anunciaban: Serenata Tapatía, Yo soy mexicano, Noche plateada, Cocula, entre otras; el locutor decía: composición de Manuel Esperón y Cortázar; de esa manera me hice a la idea que eran una sola persona, no fue hasta ese concierto que supe eran distintos compositores.

Manuel Esperón González (Ciudad de México, 3 de agosto de 1911-Cuernavaca, Morelos, 13 de febrero de 2011) inició en la industria cinematográfica como pianista en las salas del cine mudo; en el naciente cine sonoro se destacó como arreglista y orquestador de la música de otros autores. La mujer del puerto, del director Arcady Boytler fue la primera película que musicalizó; prontamente logró gran reconocimiento, llegó a ser director musical de aproximadamente 500 películas. Su nombre se inmortalizó al lado de otros con quienes se unió para realizar sus composiciones, que hoy son parte de la cultura mexicana y nos representan en el mundo.

[email protected]