RINCÓN POÉTICO: La noche sigue larga

No calles a tus ojos esta noche,

quédate y que el amor derroche.

Que el calor de tus zapatos,

no se guarde en algún cofre.

Tengo ganas de admirarte,

como admiro a las estrellas,

en ese tapiz oscuro

que destaca tu belleza.

 

No me dejes descubierta,

con ideas en la cabeza,

que pensarte sí me aloca

y vaya que pensarte pesa...

Va, ya entendí tu estrategia,

buscas dejarme abrumada,

y así loquita me dejas.

Ahora ve que me atormentas,

como a otras atormentabas,

pero olvidas que por mí,

unos días antes llorabas.

 

Mejor te veo en el corte

de tus promesas fingidas,

y a ver si pronto recuerdas

que de mi llevas heridas.

Tú sigue en papel de alfa,

que la noche sigue larga,

y si no alargas el momento,

no me pesa,

que se largue tu mirada.

 

Pantalones libertinos

Al parvo momento de tu ausencia

me siento inhabilitada,

necesito tu presencia

tu palabra inmaculada.

 

No confío en tu silencio,

que hace ruido al poco tiempo.

Me convierto en un felino,

que al sigilo te va viendo.

Observándote de lejos,

se hacen cántaros los ojos.

Voy mirando los despojos,

de las prendas de tu antojo.

 

Escucha bien el chasquidito,

de mi corazón muriendo,

guárdatelo en el bolsillo

de ese pantalón abierto.

Pantalones libertinos,

llévenme ya pa'l infierno.

De dolores ya no vivo,

¡quémenme con su recuerdo!