Los mejores changarros de Oaxaca según Street Food Latinoamérica

Street Food Oaxaca: un homenaje a la cocina oaxaqueña y su comida callejera, es lo que te espera en esta nueva producción documental de Netflix. Memelas, tlayudas, aguas frescas y más delicias. Conoce los mejores changarros para comer en Oaxaca, según Street Food Latinoamérica.

Street Food Oaxaca homenajea a los changarros

La gastronomía oaxaqueña no necesita presentación, sus incontables moles, tamales, atoles y tlayudas son ejemplo de ello. Cada persona que visita Oaxaca se enamora al instante de su comida, sobre todo si se explora más allá de los chapulines, el tasajo y el mezcal. Para muchos, la mejor comida de México está en Oaxaca. Street Food Latinoamérica comprobó esto y presenta en su nueva temporada, algunos de los changarros más emblemáticos de esta ciudad. Conócelos y babea con tlayudas, memelas y empanadas oaxaqueñas. 

Memelas Doña Vale

La protagonista de este capítulo es Valentina Hernandez, cocinera de oficio y especialista en elaborar memelas. Su negocio, se ubica en la Central de Abasto de Oaxaca y es reconocido por locales y turistas gracias a su exquisito sazón. El capítulo versa sobre su vida y como la comida callejera es sustento de familias y herramienta de superación. El platillo que te hará salivar, son sus memelas (tortillas de forma irregular, sazonada con salsa de miltomate y chile morita y mucho queso). 

Empanadas del Carmen

Otro platillo distintivo de la cocina oaxaqueña es sin duda alguna las empanadas de mole amarillito. Platillo compuesto por tortillas de maíz, hoja santa, pollo deshebrado y mole amarillito (mole hecho con ..). Las presentadas en Street Food Latinoamerica son las Empanadas del Carmen. Changarro fundado en 1965, lleno de tradición y sabor. 

Tlayudas La Chinita

El antojito oaxaqueño por excelencia por supuesto que tuvo lugar en esta serie. Las Tlayudas La Chinita son conocidas por su extraordinario sabor. Elaboradas con tlayudas gigantes, bañadas en asiento de cerdo (grasa de puerco), frijoles, quesillo, un poco de col y mucha salsa. Puro sabor que tienes que probar en tu próxima visita a Oaxaca.