En Tuxtla, regresan misas bajo nueva normalidad

René AraujoRené Araujo

La Iglesia de Guadalupe regresó a ofrecer misas, 20 fieles asistieron a la primera después de 4 meses de confinamiento.

René AraujoRené Araujo

Tapetes sanitizadores a la entrada del atrio, toma de temperatura, marcas en las bancas para indicar dónde es posible sentarse, gel antibacterial, darse la paz sólo con una reverencia, es así como llegó este domingo la nueva normalidad a esta iglesia y probablemente a las siguientes que reabrirán sus puertas.

Con un aproximado de 20 fieles se dio inicio la primera celebración eucarística presencial este 2 de agosto, cabe mencionar que las celebraciones religiosas continúan siendo también de manera virtual en casi todas las iglesias de la entidad.

Previo al ingreso a la iglesia, los encargados de este santo lugar realizaron limpieza y desinfección de las áreas donde estarán los fieles, en especial las bancas.

“Después de cuatro meses once días abrimos la iglesia de Guadalupe, y estamos abriendo con todas las medidas de sana distancia, y usamos todas las protecciones de seguridad, cubrebocas, goggles, careta para cuidarnos y cuidar a los demás”, Mario Mota Hernandez, comentó párroco de la iglesia de Guadalupe.

Los sacerdotes no podrán oficiar más de tres misas al día para evitar aglomeraciones; éstas deberán durar máximo 45 minutos.

“Se van a oficiar tres misas los días domingos, de 10 de la mañana, 12 del medio día y 6 de la tarde, de martes a sábado a las siete de la noche, posteriormente se irá viendo si es necesario hacer más misas, dependiendo de la afluencia de la gente”, añadió.

Mientras el semáforo epidemiológico esté en color naranja, se recomienda que las iglesias operen al 25 por ciento de su capacidad; cuando este en amarillo se permitirá la asistencia del 50 por ciento de los fieles, por lo que en esta iglesia se permitira la entrada a un maximo de 100 personas.

“Siempre le vamos a estar dando un número para que vayan pasando, únicamente son 50 personas que vamos a dejar pasar de este lado y 50 del otro lado”.

Durante la celebración se suprimió el uso de la hoja dominical, los fieles no se dieron la mano durante el rito de la paz, la colecta del diezmo se realizó al término de la misa en los respectivos contenedores, durante la comunión, el sacerdote y lo ministros dieron la ostia en las manos de cada catolico, estos guardando en la fila una distancia de 1.5 metros.