Cada mexicano consume 163 litros de gaseosas al año

Promedio relacionado con riesgos de obesidad
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Experta enfatiza que no se debe perder de vista el derecho que las y los niños tienen a una alimentación saludable.

Al año cada persona en México tiene un consumo promedio de 163 litros de refresco.

“Esto es alarmante porque esta cifra es un aproximado, hay personas que podrían consumir más con las consecuencias a su salud”, señaló Osmayra Ziga integrante de Puente a la Salud Comunitaria al destacar la importancia de la iniciativa que busca prohibir la venta a menores de edad de bebidas y alimentos chatarra.

“México gasta más en problemas de salud que vienen a raíz de una alimentación que no es saludable”, destacó.

De acuerdo con información oficial, beber una lata de refresco es consumir alrededor de 8 cucharadas de azúcar refinada.

La relación entre la obesidad y las gaseosas es tan estrecha que los médicos calculan que, por cada refresco consumido, la probabilidad de desarrollar obesidad incrementa 1.6 veces.

Por otro lado, aquellas personas que beben gaseosas frecuentemente tienen un riesgo 80 por ciento más alto de desarrollar diabetes tipo 2 y otras enfermedades en riñones ya que los refrescos contienen niveles altos de ácido fosfórico que se han asociado con cálculos renales.

En este sentido, la experta en temas de salud y nutrición destacó que la iniciativa contra los alimentos y bebidas chatarra, junto con el etiquetado frontal que entrara en vigor a partir del primero de octubre, serán en conjunto una estrategia importante en el combate a la obesidad infantil.

"Será una alianza".

 Obesidad infantil 

Las acciones tienen que ir más allá y establecer medidas en el interior de los centros escolares, pero también al exterior para evitar la venta de estos productos sin valor nutricional y con alto contenido calórico, además de trabajar también en contra de la publicidad engañosa que crea dependencia de estos alimentos en la niñez.

"México lidera en obesidad infantil y obesidad en adultos lo que nos quiere decir que no estamos procurando una buena alimentación. Esto nos lleva a algunas otras enfermedades crónico degenerativas como la diabetes e hipertensión", señaló

Osmayra Ziga enfatizó que no debe perder de vista el derecho que las y los niños tienen a una alimentación saludable.

“Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, que sea suficiente y de calidad, pero si como seres humanos no nos hacemos responsables veremos graves consecuencias en nuestra vida”, destacó.