Semáforo de riesgo no inhibió la movilidad de personas en Oaxaca

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

La afluencia de personas en plazas públicas de la capital comenzó a ser mayor.

Ninguno de los 133 días de la contingencia Rubén ha dejado de manejar su taxi colectivo que le permite un ingreso extra, pues desde el 23 de marzo no asiste a la escuela secundaria del Valle de Etla, donde tiene la adscripción de su plaza de trabajador magisterial.

Hace dos semanas, el 20 de julio, cuando el semáforo epidémico de riesgo COVID-19 en Oaxaca regresó a rojo, la afluencia de pasajeros disminuyó gradualmente, pero con el anuncio del cambio a color naranja a partir de hoy, la movilidad de las personas volvió a incrementarse.

Las opiniones que genera la COVID-19 son diversas y la gente que transporta Rubén en su taxi emite opiniones tan diversas, pero sobre todo de las personas que no creen aún de la existencia de un virus que de manera oficial ha matado a 969 personas en Oaxaca.

A partir de hoy y hasta el próximo domingo 16 de agosto Oaxaca mantendrá su semáforo de riesgo epidémico en color naranja, el cual simboliza el alto riesgo de contagio, después de dos semanas de permanecer en color rojo que alerta del máximo riesgo de contagio.

La primera vez que Oaxaca cambió de color rojo a naranja su semáforo epidémico fue el lunes 6 de julio y se mantuvo así hasta el domingo 19 de julio, período en el que se reportaron 2 mil 253 nuevos contagios al pasar de 6 mil 451 casos acumulados a 8 mil 704.

En esas dos semanas que Oaxaca estuvo en semáforo naranja se notificaron 187 nuevas defunciones por COVID-19 al pasar de 637 acumuladas la noche del domingo 5 de julio a 824, al corte del domingo 19 de julio.

La vuelta al semáforo rojo que anunció la Secretaría de Salud Federal a partir del 20 de julio no representó un cambio en la cotidianeidad de la población oaxaqueña, salvo por el resguardo voluntario de 10 días en las regiones de Tuxtepec y el Istmo, convocado por el gobernador Alejandro Murat ante el incremento de casos.

El comercio en pequeño, la afluencia en sucursales bancarias, la actividad en mercados y la movilidad en la vía pública no se contrajo con el cambio del color del semáforo, una medida de alertamiento que queda sin efecto para quienes deciden adoptar una nueva normalidad en medio de una pandemia activa que ayer provocó 63 nuevos pacientes de COVID-19 en Oaxaca

 

Del 6 al 19 de julio, en los primeros 14 días en semáforo naranja

  • 2 mil 253 nuevos contagios en Oaxaca
  • 160 nuevos contagios en promedio por día
  • 187 nuevas defunciones por COVID-19
  • 13.5 defunciones por día

 

De este lunes 3 al domingo 16 de agosto el semáforo epidémico de Oaxaca volverá a color naranja