Con 68 años, Javier Madrid suma ocho maratones de la CDMX

Javier Madrid mostrando la playera de su primera participación y de otras ediciones recientes, así como algunas de sus medallas.

A los 68 años de edad, Javier Madrid García suma ocho participaciones en el Maratón de la Ciudad de México (CDMX), ya que aun cuando es un gran aficionado al futbol, tiene como otra gran pasión el atletismo.

Su cumpleaños número 60 fue el mejor “pretexto” para adentrarse en el mundo atlético y se aventuró en grande, ya que ese festejo fue nada menos que con un Medio Maratón Guelaguetza un 29 de julio del 2012.

Atletas conocidos que también acudieron a la carrera, platicando durante el calentamiento le comentaban que primero tenía que haberse iniciado con pruebas de cinco o diez kilómetros; y posteriormente le manifestaron su sorpresa al verlo concluir el recorrido y cruzar la meta, relata contento Javier Madrid en entrevista con Xtremo.

Pero ese reto superado lo llevó a otro más, a encarar el Maratón de la CDMX en ese mismo año. Y ahora suma ocho ediciones consecutivas.

Javier Madrid adopta la frase de la popular canción El Rey, “que no hay que llegar primero, sino hay que saber llegar…”

Y es que deja en claro que él no va en busca de tiempos al Maratón de la CDMX, su principal desafío es concluir la extenuante prueba de los 42 kilómetros 195 metros, por lo que su mayor satisfacción es cruzar la línea de meta y recibir la siempre emblemática medalla.

Ese, es su mejor trofeo, acentúa sonriente, al tiempo de mencionar que tiene como meta acumular la decena de participaciones.

“Este año no hubo por la pandemia pero espero en Dios poder festejar mis 70 años con diez maratones; llegaré aunque sea “a gatas” pero lo voy a terminar”, asevera.

AFICIÓN POR EL FUTBOL

Javier Madrid practicó futbol de buen nivel de juego en el sector amateur, ya que militó con el emblemático equipo de categoría Mayor A, Club Prepa.

Pero sus inicios fueron en los torneos intramuros de la Escuela Preparatoria 2, “ahí conformamos un equipo que se llamó Huevos y fuimos varias veces campeones” recuerda.

Luego, se integró al Prepa de Julio Ortiz Díaz, donde tras concluir su etapa como jugador activo de esa división, aportó como patrocinador.

Madrid García es egresado de la Licenciatura en Derecho de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO); tiene tres hijos, dos hombres y una mujer: Javier, Rosy y Kevin, quienes en alguna etapa de sus vidas se contagiaron por su gusto del futbol.

El ex futbolista, fiel aficionado a los Pumas de la UNAM, se levanta a las 06:30 horas para ir a su entrenamiento atlético en terrenos solitarios a campo traviesa actualmente ante la pandemia del COVID-19. Y la distancia mínima que cubre es de 10 kilómetros.

Además, Javier Madrid participa en la mayoría de carreras atléticas de ruta que se realizan dominicalmente por calles de la ciudad(que por el momento se encuentran suspendidas ante la pandemia).

A su casa-taller le ha denominado el “Cubil Felino”, ya que es punto de reunión de la porra oaxaqueña de Pumas de la UNAM para ver los partidos por televisión.

Medios maratones, atléticas de 10 kilómetros y de diferentes distancias, se encuentran entre su lista de participaciones, lo cual atestiguan su preseas y playeras que posee.

 

LABOR ALTRUISTA

Javier Madrid ha creado un grupo de entrenamiento infantil en la Colonia Unión de esta ciudad, donde radica, con el fin de ofrecerle un espacio a los niños de bajos recursos para que practiquen este deporte.

Su proyecto surge como una necesidad de que la niñez se ejercite, practique deporte y resten tiempo frente al televisor y dispositivos móviles como el teléfono celular, y así, aporta en el combate de enfermedades generadas por el sedentarismo.

Los elevados costos que regularmente significa acudir a una escuela o filial de futbol infantil o juvenil, fue de los motivos que propició que luego de jubilarse en el 2014 como catedrático del nivel preparatoria en la UABJO tras 36 años de servicio, que creara tal proyecto.

“Es una satisfacción apoyar ahora que se tienen posibilidades porque nosotros también pasamos por una etapa difícil.

“Nosotros conseguimos los balones y cuando podemos les traemos agua para que se hidraten, ya que la mayoría son de escasos recursos”.

“Hay muchas escuelas de futbol pero desafortunadamente la mayoría son, sólo negocio; y aquí se reciben a todos sin costo alguno.

“Además, siempre buscamos inculcar en los chavos que sean buenos estudiantes y les recalcamos que primero tienen que hacer su tarea antes de venir a entrenar”, puntualiza Madrid García.

Por supuesto, por el momento la actividad del Club Pumitas está suspendida por las medidas sanitarias ante la pandemia pero una vez superada ésta reanudarán entrenamientos.

 

8

Maratones ha concluido en la Ciudad de México