Migración, efecto del decreto de veda en Valle de Ocotlán

Oaxaca.- Al dar a conocer el inicio de la tercera fase deliberativa del proceso de consulta en los Valles Centrales, que les permitirá avanzar en un acuerdo de modificación del Decreto de Veda de 1967, autoridades municipales y agrarias de Ocotlán de Morelos y Zimatlán advirtieron que los índices de migración y abandono del campo se incrementan de manera alarmante.

Los también integrantes de la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (Copuda) denunciaron que, a más de un año de la consulta indígena para modificar el decreto de veda del agua de 1967 en el valle de Ocotlán y Zimatlán, el trámite avanza lento y en medio de irregularidades que entorpecen un claro proceso.

El presidente de la coordinadora, Pedro Valencia, resaltó la violación al derecho de ser campesinos con libertad, pues “tienen limitados el uso del agua para sus cultivos, situación que se ha traducido en migración y pérdida de tierras”.

Señaló que actualmente los campesinos solamente logran sembrar una de las 12 hectáreas que hace 20 años aún podían trabajar, debido a que el agua es insuficiente para regar el suelo.

Para solucionar la escasez del agua, en los poblados del Valle de Zimatlán y Ocotlán han instalado más de 600 ollas de captación para sobrevivir.

De acuerdo a la resolución 9216/11-17-15, emitida por la Primera Sala Regional Metropolitana del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa, se inició el proceso de consulta para la revisión y modificación del decreto de veda.

Hasta el momento se han llevado a cabo dos de las cinco fases de la consulta "Acuerdos Previos e Informativa", así como lo establece el Protocolo de Consulta. Dicho documento fue aprobado el 12 de agosto de 2015 entre la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las comunidades que integran la Copudo, proceso que es observado por la Defensoria de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Durante esta tercera fase, las comunidades podrán solicitar a la Autoridad Responsable la información que consideren oportuna y necesaria para profundizar, y facilitar el proceso de diálogo al interior de las comunidades.