63 mujeres y menores de Oaxaca viven en refugio Camec por violencia familiar

ArchivoArchivo

Las denuncias por violencia familiar se han visto incrementadas durante el periodo de confinamiento, en la entidad.

La violencia familiar aunada a la falta de mecanismos que sancionen al agresor, mantiene a 41 mujeres, 11 niñas y 11 niños en resguardo en la Casa de Medio Camino (Camec) de Oaxaca de Juárez. Frente a omisiones de las instancias encargadas de garantizarles seguridad y justicia, tienen que enfrentarse a la vida alejados de su hogar y desprendidos de sus pertenencias.

“Esto nos habla de que no se está haciendo nada contra los agresores”, señaló la regidora de Derechos Humanos y de Igualdad de Género del municipio de Oaxaca de Juárez, Mirna López Torres.

Asimismo, la servidora pública señaló que, si bien este espacio permite que las mujeres tengan un lugar seguro de manera inmediata, no es suficiente en tanto que no cuenta con todos los servicios que debería tener. El refugio construido especialmente para dicho fin, continúa en manos del ex diputado federal, Hugo Jarquín.

“Hay una urgente necesidad de que el refugio sea recuperado; no quitamos el dedo del renglón. Independientemente desde lo polémico que pueda ser el tema, es algo que no se puede dejar de atender y parar. Este espacio que ahora tenemos no nos va a alcanzar para atender a más mujeres porque desgraciadamente la pandemia, en 15 días, no va terminar”, destacó la funcionaria municipal.

De las 41 mujeres que actualmente están en la Camec, 37 llegaron antes de la pandemia de la COVID-19, es decir, que llevan más de cuatro meses sin lograr regresar a sus hogares. Del 19 de marzo a la fecha, durante el periodo de confinamiento en casa, cuatro mujeres ingresaron.

Desde que el albergue fue inaugurado durante la administración de Javier Villacaña Jiménez, el espacio quedó bajo control de la entonces directora del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM), Eva Patricia Bravo Espinosa, pareja sentimental de Hugo Jarquín.

Aunque desde el año 2018 Oaxaca tiene Alerta de Violencia de Género, y pese al incremento de violencia contra las mujeres por el confinamiento en casa debido al CONVID-19, el refugio municipal que tendría que brindar resguardo, permanece cerrado.

El inmueble construido en 2015 con una inversión federal de 8 millones de pesos, se encuentra en un litigio que hasta ahora no ha concluido. El proceso legal, desde antes de la contingencia sanitaria, había quedado paralizado. La regidora consideró que lo anterior es atribuible a la negligencia del consejero jurídico.

 

2018 fue el año desde el cual fue emitida la Alerta de Violencia de Género en el estado de Oaxaca.

 

"Este espacio (Camec) que ahora tenemos no nos va a alcanzar para atender a más mujeres". 

Mirna López Torres, regidora de Derechos Humanos y de Igualdad de Género del municipio de Oaxaca de Juárez