IP insiste a Congreso del Estado reconsiderar reforma contra bebidas y comida chatarra

AFPAFP

La niñez mexicana está expuesta a tres veces más el número de anuncios que un infante europeo.

Representantes de cámaras empresariales de Oaxaca demandaron al Congreso del Estado reconsiderar la propuesta que busca prohibir la venta a menores de edad de bebidas y alimentos chatarra al señalar que más de 70 mil tiendas de abarrotes en la entidad se verían económicamente afectadas.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur), Ernesto Gutiérrez Jiménez indicó que es necesario escuchar el punto de vista del sector privado para que no se tomen decisiones de manera unilateral.

“Sabemos que tiene un objetivo válido que es abatir la obesidad, hay que reconocer que México tiene un alto índice de esta enfermedad, sin embargo, este problema es multifactorial, en donde debemos actuar sociedad, padres de familia, gobierno e iniciativa privada para abatir este problema, es por ello que pedimos que se incluya nuestra opinión”, expuso.

Desde el pasado miércoles, día en que la diputada Magaly López presentó la iniciativa de reforma para evitar que este tipo de productos sin valor nutricional sean vendidos a las niñas y niños tal como ocurre actualmente con las bebidas alcohólicas y cigarros, las cámaras empresariales de Oaxaca mostraron su rechazo.

“Es el momento menos adecuado para hacer este tipo de cambios dada la situación que estamos viviendo. Lo que decimos es que al afectar esto, se afectarán las fuentes de empleo de muchas empresas. De por sí está afectada la vida económica del país y del estado, con esto es otro costo más. A final de cuentas creemos que no es el punto fundamental en donde se tiene el problema de la obesidad”, sostuvo.

Mensaje de consumismo a menores

De acuerdo con el artículo “Medios, sociedad y alimentación” escrito por la maestra María Magdalena López Rocha, coordinadora académica de la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación del Instituto de Estudios Superiores de Oaxaca, refiere que las y los niños mexicanos tienen la mayor exposición del mundo a los anuncios publicitarios de la llamada comida chatarra.

La niñez mexicana está expuesta a tres veces más el número de anuncios que un infante europeo.

La publicidad de productos “chatarra” como galletas, dulces y refrescos -agrega- es transmitida en los horarios destinados a las audiencias infantiles.

“Las y los niños escolares prefieren comprar en la escuela alimentos que llevarlos de casa; quienes llevan refrigerio gustan comer emparedados, bebidas gaseosas, lácteos enlatados, frituras y galletas cuyas marcas son vistas en la televisión”, señala.