La fotografía, útil en la promoción de piezas patrimoniales, destacan en Chiapas

Facebook/René AraujoFacebook/René Araujo

Facebook/René AraujoFacebook/René Araujo

Facebook/René AraujoFacebook/René Araujo

Con el objetivo de mostrar la fotografía como una herramienta técnica en el cuidado del patrimonio cultural, Mayra Castillo comparte el taller “Fotografía de piezas patrimoniales”, a través de una transmisión en redes sociales.

Promovido por el Museo Regional de Chiapas, la especialista encargada de los registros visuales de las piezas arqueológicas habla del trabajo continuo del recinto con el propósito de recoger, restaurar, preservar, promover y difundir el patrimonio cultural en la entidad.

“Trabajamos bajo la idea de tres conceptos; Cultura es el primero y se refiere a tradiciones, vestimenta, gastronomía, creencias, a todo lo que nos define como grupo social”, y menciona a las festividades y Día de Muertos en pueblos indígenas, como ejemplos.

El otro concepto es el patrimonio cultural, y lo define como “el conjunto determinado de bienes tangibles e intangibles y naturales que forman parte de prácticas sociales, a los que se les atribuye valores a ser transmitidos y luego resignificados de una época a otra o de una generación a las siguientes; además, estas prácticas afirman nuestra identidad como nación”; muestra textiles en la vestimenta masculina y las formas en que han cambiado.

El Patrimonio cultural se clasifica en material e inmaterial; el primero se refiere a monumentos, esculturas, pinturas, templos, zonas arqueológicas o iglesias. “Mientras que lo inmaterial es el conjunto de manifestaciones culturales tradiciones que se transmiten de generación en generación, como las lenguas, los relatos y los cuentos populares, la música y la danza, las artes marciales, las fiestas, las artes culinarias, las artesanías, entre otras”.

“Nos identificamos como un mosaico cultural”, puntualiza, y habla del mural de Bonampak, como un referente del arte milenario y un patrimonio cultural material.

El último concepto son los Bienes, considerados así a todas las “posesiones tangibles e intangibles que sean de utilidad para las personas o para las empresas y que tienen el objetivo de satisfacer de manera directa o indirecta necesidades y deseos con el fin de contribuir al bienestar propio o de un grupo de individuos”.

Para el taller “Fotografía de piezas patrimoniales”, Mayra Castillo puntualiza el tema de las escalas como elemento útil para dar una referencia visual; pueden ir a la derecha o izquierda; no deben ser más grande que la pieza; son rápidas, hay verticales u horizontales, y permiten conocer el tamaño real del objeto. La ficha técnica es otro elemento que sirve para realizar un inventario de piezas y la fotografía se convierte en un buen complemento, porque proporciona más datos, como el material, año y lugar del hallazgo. “Las cédulas con información de lo fotografiado completa el proceso de registro”.

Destaca la importancia de las piezas que conforman el acervo del Museo Regional y de las especificaciones para su manejo, como uso de guantes, iluminación sin flash, escalas y fondo neutro; los conceptos útiles para el lenguaje técnico los da a conocer a través de un Glosario de términos de la Subdirección de inventarios del patrimonio cultural; de los nombres técnicos de las piezas para describirlas, como datos de las fichas.

“Existe un manual para saber qué equipo utilizar para fotografiar las piezas. En nuestro caso usamos luz continua; no hay restricción en cuanto a la distancia, pero iluminamos con focos; los fotógrafos pueden elegir entre luz cálida o fría, la idea es obtener un balance correcto de blancos”, y recomienda usar fondos grises “porque permite mejores blancos y se reproduce el color lo más próximo al original de la pieza”.

Existe una teoría que sostiene que las formas de la cerámica vienen de las formas orgánicas que tenían los productos vegetales que usaban antiguos pobladores, como el pumpo. Es decir, de acuerdo al corte de la pieza recibe un nombre, que va desde el sahumador, la olla, el tecomate (recipiente sin cuello y boca circular), el cajete (a un lado muestra ranuras), la jícara hasta el plato.

Mayra Castillo forma parte del departamento de inventarios del Museo Regional y entre su labor se encuentra fotografiar las piezas patrimoniales para su respectivo registro.