Algunos hospitales privados dejan de atender COVID-19 por complicaciones: AMIS

VanguardiaVanguardia

MÉXICO.- La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) aseguró que a la fecha no han registrado saturación en hospitales privados por el aumento de pacientes contagiados de coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, pero sí se han detectado algunos que dejaron de recibir pacientes por las atenciones que implica.

En conferencia sobre el seguimiento de casos de coronavirus en personas aseguradas, Recaredo Arias, director general de la AMIS, agregó que en algunos estados se han registrado problemas para la atención, pero la asociación recibe todos los días la actualización de la Asociación Nacional de Hospitales Privados y con el Consorcio Mexicano de Hospitales o incluso el traslado de pacientes al sector público, “tenemos un sistema de triage, en donde, pues si no hay capacidad o disponibilidad en algún hospital se canaliza el paciente hacia otro”.

“No tenemos una saturación de hospitales, lo que sí tenemos es que hay algunos hospitales que estaban teniendo algunas unidades o algunos pisos dedicados a COVID-19 y ahora han decido ya suspender ese servicio y esa especialización por todo lo que implica. Sin embargo, hasta ahora, pues nosotros hemos encontrado la posibilidad de que se atiendan en hospitales distintos al cual quisiera ir primero el paciente, como primera opción”, dijo.

Al 27 de julio la AMIS reportó cinco mil 545 casos por Covid-19, por un monto de 2 mil 427 millones de pesos, lo que representa contra la semana anterior un incremento relevante; mientras que los seguros de vida suman 6 mil 143 con un monto de indemnización por mil 309 millones de pesos.

En tanto, el avance de las indemnizaciones se mantiene en 60 por ciento, con un monto promedio de 437 mil el gasto de hospitalización.

De acuerdo con el estimado, el tamaño que esta pandemia pueda afectar al sector asegurador, sumando tanto las indemnizaciones por gastos médicos como por seguro de vida, que a la fecha se llevan 162 millones de dólares.

“Estimamos que puede llegar alrededor de los 300 millones de dólares. Y esto estaría catalogada como cercana, si llega a los 300, un impacto que estaría como en un décimo lugar en el impacto, claro, muy lejos del número uno que fue el Huracán “Wilma” en 2005 que fueron casi dos mil 300 millones de dólares de indemnizaciones cubiertas por el sector asegurador”, dijo Edgar Karam, vicepresidente de la AMIS.