Los calcinó en Atzompa por disputa de territorio

Todo por la droga

El presunto narcomenudista, Jorge H.S., alias el Tayson, de 33 años de edad, fue detenido ayer por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones como presunto responsable del delito de homicidio de las dos personas que fueron calcinadas en un despoblado de la población de Santa María Atzompa. El móvil habría sido la disputa de venta de drogas y robos.

De acuerdo con informes, Jorge fue detenido ayer en jurisdicción de Santa María Atzompa por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en cumplimiento a la orden de aprehensión que libró en su contra el juez de control de Tanivet del circuito judicial de Valles Centrales en la causa penal 374/2020 por el delito de homicidio.

Durante las investigaciones de los elementos policíacos establecieron que Hugo Noel GJ y la dama fueron llevados al lugar donde los degollaron y les prendieron fuego debido al problema que existía supuestamente por la venta de drogas.

Como fue informado, los cuerpos de Hugo y la joven fueron localizados a las 07 horas del lunes 9 de marzo en el camino de terracería a Santa Catarina Montaño, en el paraje Cerro de la Virgen, cerca del basurero municipal de Santa María Atzompa.

Elementos de la policía municipal arribaron al lugar para acordonar la zona y posteriormente, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones realizaron diligencias en el lugar, buscando indicios y los cuales fueron llevados al Instituto de Servicios Periciales.

En las investigaciones que realizan los elementos policíacos establecieron que al parecer Hugo se dedicaba a la venta de la droga conocida como cristal y es una de las líneas de investigación sobre el doble homicidio.

LO RECONOCEN POR TATUAJE

Desde hace años, Hugo Noel L.G., de 26 años de edad se realizó al tatuaje con el nombre de su madre en el tórax y sirvió para que lo identificaran tras ser degollado y calcinado en la carretera a Santa Catarina Montaño en jurisdicción de Santa María Atzompa, en tanto la fémina que lo acompañaba fue reclamada unos días después.

La señora GHG acudió al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales y al observar los restos de las dos personas localizadas sin vida y calcinadas en un 90% de la superficie corporal, reconoció al varón como su hijo.

Hugo se había realizado tres tatuajes, un pescado vela, un escorpión y el nombre de su mamá, por lo cual logró identificarlo legalmente.

La mujer dijo desconocer cómo ocurrieron los hechos y mencionó que su hijo vivía en San Jacinto Amilpas, de donde salió el domingo y ya no regresó.

Al acudir a buscarlo en el anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales en San Bartolo Coyotepec confirmó que los restos estaban calcinados, pero lo reconoció por los tatuajes, donde viene su nombre.

Los restos de la mujer fueron reclamados dos días después y tuvo su domicilio en la misma comunidad.

FUERON DEGOLLADOS

De acuerdo con la necropsia realizada a los cuerpos, los dos fueron degollados al presentar heridas en el cuello de objeto cortante. Por ello presumen que los degollaron y luego les prendieron fuego.