Inhabilitan a edil de Santa Lucía del Camino para elecciones por violencia política

Por incurrir en actos de violencia política en razón de género, el presidente de Santa Lucía del Camino, municipio de Oaxaca, fue inhabilitado para contender en las elecciones de 2021.

Tras lo anterior, la denunciante, la Regidora de Equidad de Género y Grupos Vulnerables Nallely Ortiz Jiménez, solicitó el reforzamiento de las medidas cautelares pues aseguró temer por su vida.

El pasado miércoles, con cinco votos a favor y dos en contra, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, confirmó que la regidora sufrió violencia política en razón de género, y derivado de ello ordenó al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), integrar una lista de infractores que incluya el nombre del presidente municipal que perpetró el delito, además de dejarlo inhabilitado para competir por un cargo de elección popular en las elecciones del 2021.

Tras lo anterior Ortiz Jiménez advirtió que la violencia en su contra podría agudizarse y manifestarse más allá de amenazas o campañas de desprestigio.

“Yo no quiero ser la próxima María Elena a quien llenen de ácido o que se cometa un feminicidio, lo que quiero es que se garantice mi seguridad y la de mi familia”, dijo.

Agregó, “esta noticia no es nada grata para quien violenta, para Dante Montaño no es grato saber que afecta a su carrera política, cabe hacer mención que, hasta el día de hoy, a pesar de que tengo medidas cautelares yo me siento insegura, no puedo salir a la calle y mucho menos me siento acompañada por fiscalía ni por la Secretaría de Seguridad Pública”, indicó Ortiz Jiménez.

"Ya basta" 

Para la regidora, las acciones que salvaguarden su vida quedan a deber. La fiscalía, bajo el argumento de que por la pandemia de la COVID-19 no tienen personal y que hay casos más graves que atender, no han cumplido con las medidas cautelares, denunció.

Por otro lado, agregó, la resolución del TEPJF es de suma importancia porque deja un precedente para que ninguna otra mujer viva un episodio de violencia política por razón de género.

“Quedo con satisfacción porque esta lucha que ha sido con mi esposo e hijos con quienes he vivido las amenazas, haya rendido fruto y que no se repita para ninguna otra mujer, que no se repita y que se mensaje claro, contundente para los candidatos que tengan este tipo de conductas. Que sea un mensaje claro de que ya basta de este tipo de acciones para que podamos ejercer nuestro cargo y trabajar”.