Una patraña, remoción de delegados estatales: Yeidckol Polevnsky

La secretaria general del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Yeidckol Polevnsky afirmó que nunca existió un acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para remover a los delegados en funciones de presidente, secretario de organización y secretarios de finanzas de los comités ejecutivos estatales.

Después de calificar esta intención como “patraña”, manifestó que con mucha pena e indignación se enteró que aludiendo a un supuesto acuerdo del 28 de febrero del año en curso, de una reunión del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, han intentado quitar de sus cargos a los delegados en funciones de presidentes, de secretarios de organización y de secretarios de finanzas.

“Tengo que decirles que tal acuerdo jamás existió”.

Comentó que en el orden del día de la reunión del 28 de febrero no se contempló este tema y tampoco se tocó en el desarrollo de la misma; el acta de la reunión tampoco lo contempla.

“Sin embargo, una semana después enviaron un documento para validar esta ilegalidad”.

Añadió que los promotores de esta idea adujeron que la decisión tiene como fundamento legal el transitorio segundo y sexto del estatuto.

“Yo quiero decirles que el estatuto plantea en estos transitorios que se llevaría a cabo el proceso electivo, mismo que no se llevó a cabo”.

“Nosotros hicimos la convocatoria, no nos marcaron ningún error, pero dado que el padrón estaba totalmente amañado, amafiado y rasurado, muchos compañeros fundadores que se quedaron fuera presentaron impugnaciones y dado a ello la Sala Superior (del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) decidió anular este proceso”.

 "Cortar cabezas" 

Aseveró que, por lo tanto, no se ha terminado de resolver el tema del cambio de los cargos directivos; y no pueden, como lo están pretendiendo hacer, aplicar este transitorio solamente a los delegados en funciones de tres cargos, ni siquiera a todos los demás; supuestamente en el momento en que se lleve a cabo la elección todos los que tenemos un cargo, a menos que vayamos a reelecciones, todos terminamos, no nada más los delegados en funciones.

Aseveró que este intento de destitución de facto es una “patraña”, vergonzosa, penosa, ilegal y es inaceptable que si no están con el actual presidente, Alfonso Ramírez Cuéllar, se quiera cortar la cabeza a todos los delegados en funciones.

“Yo hago del conocimiento, no solamente de la militancia, del conocimiento público, que ese acuerdo jamás se presentó en la reunión del 28 de febrero y que, como se los presentaré, no estaba en el orden del día, no se tocó y, por lo tanto, es absolutamente inválido e ilegal y su fundamentación también es inadecuada. Estaré acompañando a mis compañeros delegados en funciones porque lo que están planteando hacer es una ilegalidad más, un atropello a los derechos humanos, a la legalidad”.