Las estrellas y su influencia 

Quizás mucha gente no se dé cuenta, pero estos cuerpos celestes y sus movimientos ejercen una gran influencia en nuestra vida. Pongamos por caso la estrella alrededor de la cual gira nuestro planeta. Como probablemente sepa, el Sol es el responsable de que existan divisiones de tiempo tan básicas como el día y el año.  Y sin duda todos reconocemos lo útiles que les resultan las estrellas a los marineros y astronautas a la hora de orientarse. Así pues, no es de extrañar que algunos se pregunten si los astros hacen algo más que dividir el tiempo, marcar ciertos períodos del año o despertar nuestra admiración por las obras de Dios. 

Desde el comienzo de los tiempos, el hombre se ha maravillado observando los cielos y cuestionando sus misterios. El movimiento de los astros, la salida y puesta del Sol, la Luna y sus fases, los eclipses y la aparición de cometas, entre otros, son fenómenos astronómicos que han acompañado a la humanidad desde sus inicios.

Los cuerpos celestes tienen un tiempo de vida, que puede ser de millones de años. Las estrellas tienen una evolución: nacen, crecen y mueren. En el caso de los planetas, su tiempo de vida depende de la estrella de su sistema; al morir el sistema con sus planetas, están destinados a colapsar.

Asteroides o meteoros están en constante impacto con la Tierra, pasan en la atmósfera y se ve como un espectáculo increíble de lluvia de estrellas. La Luna, el satélite natural de la Tierra, funciona como un escudo y es la que recibe la mayor cantidad de impactos de asteroides.

Las estrellas son soles y cada una tiene su propio sistema, generan su propio combustible y están quemándose todo el tiempo. La edad de una estrella puede definirse por medio de su color o luminosidad. Mientras más blanca, es más joven y mientras más roja, más antigua y próxima a su muerte.

El estudio de la astrología se encarga de relacionar la naturaleza interna y externa de las cosas. Toma como referencia los planetas de nuestro sistema solar y el mapa celestial que dibuja los 12 signos zodiacales. 

Intenta ayudar a entender la vida no solo desde lo observado, sino desde la visión oculta de las situaciones y tendencias personales. 

Como herramienta utiliza la carta astral que es la lectura de la posición de los astros al momento del nacimiento. Existen 12 áreas de nuestras vidas, que están teñidas de la energía de 10 planetas, algunos en armonía, otros en conflicto o inaspectados; estas configuraciones nos permiten desarrollar nuestra personalidad.

El Sol es el astro más conocido, su energía está relacionada con la energía de nuestro padre y el propósito de vida. Es nuestra luz más brillante cuando estamos conectados a nuestra alma, libre de condicionamientos y estructuras.

La luna representa nuestras necesidades emocionales, la relación temprana que tuvimos con nuestra madre y el mecanismo que inconscientemente desarrollamos para no sentirnos solos. Cada persona tiene su luna en un signo zodiacal, ya sea de aire, fuego, tierra o agua. Cada elemento representa un patrón de conducta desarrollado en la niñez.

CONTACTO:

Si necesitas más información sobre esta tema, visita mi página terapéutica:

www.mlynellohealing.com