Los suplicios de Hidalgo antes de morir

Exhibieron su cabeza durante 10 años

Miguel Hidalgo y Costilla fue capturado por el Ejército realista el 21 de marzo de 1811, lo mantuvieron prisionero en la ciudad de Chihuahua y lo fusilaron el 30 de julio de ese mismo año, casi 6 meses después de iniciado el movimiento independentista.

Después de haber llamado a la rebelión del pueblo contra el virrey de la Nueva España y de proclamar la independencia, y tras realizar el Grito de Dolores, en Guanajuato, además de sostener diversos enfrentamientos bélicos, finalmente sufrió una derrota decisiva en la batalla de Puente Calderón, cerca de Guadalajara. 

El sacerdote fue apresado en las Norias de Acatita de Baján, Coahuila, junto con Ignacio Aldama, Mariano Abasolo y Juan Aldama.     

Posterior a ello, Hidalgo enfrentó dos juicios: uno eclesiástico, ante el Tribunal de la Inquisición, y posteriormente, un juicio militar, ante el Tribunal de Chihuahua, que lo condenó a muerte.

El 23 de abril de 1811 lo condujeron a Chihuahua para ser juzgado por su insurrección y permaneció dos meses y medio de reclusión en la torre del excolegio de la Compañía de Jesús. 

Acto seguido, lo sometieron a un minucioso interrogatorio de 43 preguntas que se prolongó durante tres días; además, el 18 de mayo firmó un documento donde pedía perdón a la Inquisición y la Iglesia, se retractaba de los "errores cometidos contra Dios y el Rey" e intentaba disuadir a los insurgentes de continuar su rebeldía.

El juicio se prolongó porque además de ser señalado como líder del movimiento independentista, debía ser juzgado por la Inquisición debido a que era sacerdote, pero la sentencia de muerte de Hidalgo fue dictada el 26 de julio.

Previamente, el 26 de junio de 1811, se les formó causa de infidencia a Allende, Aldama y Jiménez, y en Chihuahua fueron fusilados por la espalda como traidores, mientras que otros seis rebeldes más fueron condenados a prisión, entre ellos Mariano Abasolo.

Otros detalles 

Según el parte de la ejecución, se detalló que cuatro soldados hicieron la primera descarga de fuego que le destrozó el vientre y le quebró el brazo izquierdo. La segunda descarga le quebró el esternón y la tercera le destrozó el estómago.

Finalmente, dos soldados le dispararon en el corazón dejándolo muerto. El cadáver fue exhibido públicamente durante todo el día. 

Posteriormente, el uno de agosto, un indio tarahumara -llamado Bischucar- cortó la cabeza del cadáver, acto por el cual le pagaron 25 pesos en plata. Después mandaron salar la cabeza y remitirla a Guanajuato para ser exhibida, mientras que el cuerpo del rebelde fue enterrado en la capilla de San Antonio, del templo de San Francisco de Asís, en Chihuahua.

La cabeza se colocó en una de las esquinas de la Alhóndiga de Granaditas, dentro de una jaula de hierro, junto a las de Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Jiménez, en donde permaneció durante 10 años, esto con el fin de persuadir a todo aquel que se rebelara contra la Corona. Esto no sería suficiente para evitar que otros personajes continuaran aquella lucha, influenciados por las ideas de independencia del Padre de la Patria.

Datos importantes

  1. El 7 de febrero de 1911, el inquisidor fiscal Manuel de Flores presentó una formal acusación en  contra de Hidalgo conformada por 53 cargos.
  2. El tribunal concluyó que Miguel Hidalgo era un "reo de alta traición y mandante de alevosos homicidios".
  3. El 29 de julio, previo a la ejecución, lo sometieron a degradación donde un juez eclesiástico lo despojó de su calidad de sacerdote. 
  4. El juez ordenó raspar las palmas de sus manos y las yemas de sus dedos con un cuchillo, diciendo: "Te arrancamos la potestad de sacrificar, consagrar y bendecir que recibiste con la unción de las manos y los dedos".
  5. Lo despojaron de sus ornamentos sacerdotales y lo condenaron como alguien "indigno de la profesión eclesiástica". 
  6. Tras la degradación fue condenado a pena de muerte. 
  7. Al amanecer del 30 de julio, lo escoltaron a una capilla donde el padre Juan José Baca escuchó su última confesión y le dio la absolución. 
  8. Le cortaron el cabello mientras pronunciaban: “Te arrojamos de la suerte del Señor, como hijo ingrato y borramos de tu cabeza la corona, signo real del sacerdocio, a causa de la maldad de tu conducta”.
  9. Lo escoltaron al paredón, en la plaza del antiguo Colegio de los Jesuitas, en Chihuahua, donde un pelotón de 12 soldados, bajo las órdenes de Pedro Armendáriz, lo esperaba para ejecutarlo. 
  10. Momentos antes exclamó: “La mano derecha que pondré sobre mi pecho será, hijos míos, el blanco seguro a que habéis de dirigíos".
  11. Lo ataron de piernas a la silla, vendaron sus ojos y él colocó su mano en el pecho. 
  12. El pelotón abrió fuego con tres descargas que lo impactaron quitándole la vida.

6 meses 

encabezó Hidalgo el movimiento de Independencia. 

53 cargos

enfrentó por levantarse en armas contra la Corona de España. 

2 juicios 

se le iniciaron, uno eclesiástico y el otro militar.

3 descargas 

recibió el Padre de la Patria durante su fusilamiento.