Pierde turismo mundial 320 mmdd por pandemia de COVID 19

VanguardiaVanguardia

La pandemia del nuevo coronavirus y el confinamiento en amplias partes del mundo provocaron pérdidas de 320 mil millones de dólares para el turismo mundial entre enero y mayo, según datos publicados este martes por la Organización Mundial del Turismo (OMT).

"Es más del triple de las pérdidas registradas en el turismo internacional durante la crisis económica mundial de 2009", indicó en un comunicado la OMT, un organismo de Naciones Unidas con sede en Madrid.

Entre enero y mayo, el número de turistas internacionales cayó en  56% respecto al mismo periodo de 2019, lo que supone 300 millones de pasajeros menos.

A pesar de la tímida reactivación del turismo, especialmente en el hemisferio norte, "el índice de confianza establecido por la OMT registra mínimos históricos", detalla el comunicado.

Entre los principales peligros para el sector, la OMT cita "el recrudecimiento del virus y el riesgo de nuevos confinamientos" así como la situación "de punto muerto" en China y Estados Unidos, dos de los principales mercados proveedores de turistas.

A principios de mayo, este organismo pronosticaba una caída de entre  60 y  80% del número de turistas internacionales para 2020, con unas pérdidas asociadas que irían de 910 mil millones a 1.2 billones de dólares.

La OMT advierte de la posible destrucción "de 100 a 120 millones de empleos directos" en el sector.

Nuevas restricciones ante segunda ola de Covid-19

Desde cuarentenas a cierres de playas y la obligación de usar mascarilla incluso al aire libre, gobiernos del mundo entero imponen nuevas restricciones para intentar frenar una segunda ola del nuevo coronavirus, que comienza a aislar nuevamente a España.

Alemania, considerada inicialmente como un ejemplo de gestión ante la covid-19, se alarmó este martes por el aumento de nuevos casos en los últimos días, y desaconsejó los viajes no esenciales a tres regiones de España (Aragón, Cataluña y Navarra).

Por su lado, Reino Unido defendió este martes su decisión de imponer cuarentena a todos los viajeros procedentes de España, una medida criticada por Madrid, que la calificó de "inadaptada", pese al aumento de casos de coronavirus.

España registró "un aumento del 75% de los casos entre la mitad y el final de la semana pasada, por eso tomamos esas medidas", justificó Simon Clarke, secretario de Estado de Crecimiento Regional y de Gobierno Local.

La súbita decisión de Londres llegó por sorpresa el domingo para miles de británicos que estaban en España de vacaciones, donde son los principales turistas extranjeros (18 millones en 2019).