Con daños estructurales, sobreviven templos históricos de Oaxaca de Juárez

Tras los sismos de junio

La catedral de Nuestra Señora de la Asunción y una docena de templos de alto valor arquitectónico e histórico de esta ciudad, sufrieron daños en su estructura por el reciente terremoto de 7.4 grados del 23 de junio pasado.

De acuerdo con un informe preliminar del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de la sede de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, resultaron con afectaciones los templos de Nuestra Señora de Guadalupe, la Preciosa Sangre de Cristo, San Felipe Neri,  Nuestra Señora del Carmen Alto y San Francisco.

También registraron daños los templos de San José, Nuestra Señora de la Merced, de la Compañía de Jesús, de Nuestra Señora de la Defensa, de la Santísima de la Trinidad de las Huertas y de Nuestra Señora del Carmen Bajo.

Sin embargo, no reporta el tipo y la severidad de los daños estructurales en los inmuebles.

Aunque, algunos de esos templos, especialmente el de Nuestra Señora de la Merced, presentan afectaciones desde años anteriores por los sismos sucedidos el 20 de marzo de 2012 y en septiembre del 2017. 

En la Sierra Sur

En el listado preliminar, el INAH también registra daños en más de una treintena de templos de municipios de la Sierra Sur, la región con mayores daños en inmuebles, entre estos, en San Andrés Paxtlán, San Carlos Yautepec, San Cristóbal Amatlán, San Agustín Mixtepec, San Francisco Ozolotepec, San Juan Guivini, San Juan Ozolotepec –la llamada catedral de la Sierra–, Santiago Lapaguía, Santa Catarina Xanaguía, San Luis Amatlán, San José del Pacífico, San Mateo Río Hondo, San Pedro Mixtepec, San Miguel Suchixtepec y San Pedro Mártir Quiechapa.

De la misma manera, en San Sebastián Coatlán, Santa Catarina Cuixtla, Santa Lucía Miahuatlán, Santa María Ozolotepec, Santa Cruz Ozolotepec, San José Quianitas, Santiago Xanica, San Antonio Ozolotepec, Nejapa de Madero, San Ildefonso Amatlán, San José Lachiguiri, San Francisco Logueche, San Luis Amatlán y Sitio de Xitlapehua. 

En otras regiones

Según el informe preliminar, el fenómeno geológico causó daños igualmente en templos de San Baltazar Loxicha, Santos Reyes Nopala y San Miguel Panixtlahuaca, perteneciente a la región de la Costa.

Así, como en templos de Magdalena Tlacotepec, San Pedro Huamelula, Santa María Mixtequilla, Santiago Astata, Santiago Laollaga y Santo Domingo Tehuantepec, correspondientes a la región del Istmo de Tehuantepec. En este último municipio, está incluida la catedral de San Pedro.

Además, el INAH documentó afectaciones en templos de los municipios de San Jacinto Chilateca, Ocotlán de Morelos, San Andrés Ixtlahuaca, San Antonio de la Cal, San Juan Lachigalla, San Miguel Ejutla, San Pedro Mártir, San Pedro Quiatoni, Tlacolula de Matamoros, San Sebastián Teitipac, Santa Lucía del Camino, Santa María Atzompa, Soledad Etla, Tlalixtac de Cabrera , Magdalena Apasco y en la Villa de Zaachila, así como en el antiguo convento de Santiago Apóstol de Cuilápam de Guerrero, localizados en la región de Valles Centrales.

Los efectos del terremoto, también alcanzaron los templos de San Miguel Amatlán y de Teococuilco de Marcos Pérez, en la Sierra Norte. 

Zonas arqueológicas y museos

El fenómeno geológico provocó igualmente daños en la zona arqueológica de El Gueche, Monte Albán, Dainzú, Mitla, Atzompa, Copalita, Cerro del Chivo, Cerro de la Campana, Guiengola y Yagul.

Del mismo modo, en los museos comunitarios de Guadalupe Etla y San Mateo Macuilxóchitl, en los museos de Sitio Casa Juárez, en esta ciudad, y de La Bocana de Copalita, en Santa María Huatulco, así como en el Museo Oaxaqueño de Arqueología Ervin Frissell, situado en la Villa de Mitla.

Aparte de esto, el INAH encontró afectaciones en los palacios municipales de Santo Domingo Tehuantepec y Villa Sola de Vega. Además, en el Portal de los Símbolos Patrios y en la Casa de la Cultura de Juchitán de Zaragoza.

Mientras que esta ciudad, en el Palacio Federal, en la Escuela Primaria Basilio Rojas y en el Panteó General San Miguel. Por otra parte, en Santo Domingo Tehuantepec, en la Escuela Primaria Benito Juárez. 

Templo de San José

Fue construido entre 1588 y 1594, pero fue abandonado muchos años después de un gran terremoto ocurrido en 1616. Posteriormente, fue reconstruido sólo para ser totalmente destruido de nuevo en 1696 por otro terremoto. Finalmente, fue reconstruido de nuevo en 1720. 

Templo de San Francisco

Los frailes franciscanos llegaron a la antigua ciudad de Antequera en 1592 y comenzaron la construcción del templo. Fue dedicado a San Idelfonso, pero después a San Francisco por la fe y devoción de los religiosos, después de los fuertes temblores en 1661. El 30 de abril de 1833, fueron ahí velados los restos del libertador Vicente Guerrero. 

Templo de San Felipe Neri

Fue construido entre 1733 y 1770, con la excepción de los campanarios que se añadieron en el siglo XIX.  En la parte central de la portada, destaca la imagen de San Felipe con bonete y un libro en mano. En este inmueble, Benito Juárez se casó con Margarita Maza en 1843. 

Templo de la Compañía de Jesús

Este templo fue construido inicialmente en 1579, pero en 1603, 1604 y 1607 sufrió graves daños debido a fuertes terremotos. A pesar de que se hicieron trabajos de restauración en 1665, volvió a ser severamente impactado en 1711. 

Templo de Nuestra Señora de la Defensa

La construcción de este templo se hizo entre los años de 1786 y 1792. Durante el siglo XIX y principios del presente del siglo pasado, sufrió severos daños a causa de fuertes sismos. En 1933 fue cerrado al culto debido a su estado ruinoso. En 1934 fue reconstruido con aportaciones de los feligreses.