El cuadrilatero dice adiós al Relámpago Gómez

Julio “el Relámpago” Gómez iluminó el cielo con su último destello.

A los 75 años de edad, Julio Gómez López dejó de existir y la lucha libre y lucha olímpica lloran su partida.

Sin embargo, el padre de la lucha sembró en tierra fértil…

Fue un 30 de marzo de 1945 cuando Julio nació en la casa marcada con el número 23 de la calle de Los Libres en la capital oaxaqueña. 

A los diez años de edad, ante la necesidad de aprender a defenderse de los abusos de los sus compañeros de la primaria, inicia entrenamientos de box.

Al lado del Jibo García se inscriben a clases de box, donde se convierte en esparrin, y después empieza a participar en las funciones de box que se celebraban en las festividades tradicionales de los barrios.

Posteriormente, asistió al gimnasio de pesas de su amigo luchador la Guajolota, y cuyo equipo era a base de botes y latas de cemento, costales de arena y grava, pero que cumplían el objetivo.

Relámpago Gómez, en compañía de Red Demon, visitaron el gimnasio de  lucha libre que funcionaba en la Arena Oaxaca (hoy Casa de los Deportes) a cargo del profesor Xicoténcatl Sánchez Heras. 

Con él llegaron Richard Reyes e Indio Comanche, donde inició el aprendizaje de este rudo deporte.

LLEGA EL DEBUT EN EL PANCRACIO

Su debut  en el pancracio fue en octubre de 1964 en compañía de Red DemonRed, donde le dio vida al personaje de Caballero Negro, enfrentando a Richard Reyes y El Indio Comanche, en la festividad de la Virgen del Rosario en Los Libres y Abasolo.

Julio se presentó como rudo y en su combate de debut sucumbió con los técnicos.

Después de entrenar en la arena Oaxaca, se fueron a San Matías Jalatlaco, después al cuartel de Bomberos de la calle de Murguía, donde había funciones los domingos.

Por cuestiones laborales tuvo que viajar por una temporada, y al regresar a Oaxaca, se habían establecido en J. P. García (sede de la CNOP). 

Posteriormente, fueron por la calle 20 de Noviembre y finalmente llegaron a la Fábrica de Triplay.

Los lugares donde luchaban eran la Pista de la Pepsi y la Capilla de la Colonia Alemán, en esta última fue donde Julio perdió su incógnita a manos de Jhonny Moguel.

Ese momento le dio vida al personaje del Relámpago Gómez, en 1967.

El gimnasio y las funciones se trasladaron al antiguo Convento de Santa Catarina de Siena (actualmente hotel Quinta Real). 

LLEGA EL CAMPEONATO

Su primer campeonato fue de peso ligero y lo ganó en la pista la Pepsi el cual se lo arrebató al Zorro Primero (Pepe Cisneros).

Su maestro Xicoténcatl logró que alternara con elementos provenientes de la capital del país, por lo que hizo pareja con Vick Amezcua  y enfrentó a Indio Comanche y a Ray Mendoza.

Julio Gómez fue parte de la primera generación de luchadores oaxaqueños que fueron examinados por el oaxaqueño Adolfo “el Patrón” Bonales, enviado por la entonces Empresa Mexicana de Lucha Libre (hoy Consejo Mundial de Lucha Libre)  y el Sindicato Nacional de Luchadores Profesionales de la República Mexicana, obteniendo la licencia número cinco como luchador profesional.

El Relámpago Gómez formó parte del elenco de promociones Luna donde sostiene grandes rivalidades con Indio Comanche, Richard Reyes, Tiburón Rojo, los Misioneros de la Muerte de Oaxaca, y su eterno rival Mastín Primero, con el que vivió su lucha más difícil y sangrienta.

Entre los luchadores con los que se acopló para hacer pareja fueron: Monarca, Ray Alcántara, Kingo, Increíble, Red Power, Conde Salazar, Batman, Robín, Birdman, Flechador del Sol, La Llorona, La Llorona Junior, Pumas Rojos y René Alcántara, pero sobre todo con su heredero Relámpago Gómez Junior, con quien durante un año  se presentaron cada ocho días en el vecino estado de Puebla, presentándose como Los Relámpagos del Sur. 

También alternó con  el Santo (el enmascaro de plata), Ultraman, Alberto Muñoz, Blue Demon, Black Shadow, Dorrel Dixon, Estrella Blanca, Vick Amezcua y Blue Demon Junior.

Conoce la lucha olímpica

Julio Gómez conoció la lucha olímpica en 1979, cuando un elemento de las fuerzas especiales de Ejército Mexicano le enseña el secreto de esta disciplina.

A partir de ese año incursionó en las competencias nacionales (sin apoyo oficial y sin pertenecer a algún equipo o selección), puso en alto el nombre de Oaxaca llegando a ocupar el cuarto y quinto lugar nacional en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, en los estilos de libre, grecorromana y sambo.

Dos años después, ganó el premio al mejor deportista y surge la propuesta de crear la asociación oaxaqueña de lucha olímpica al lado de su amigo Miguel Ángel Chávez Romero (qepd).

Julio integró la selección mexicana de lucha olímpica que se enfrentó a

En diciembre de ese mismo año se organiza una exhibición internacional de lucha olímpica, donde enfrentó a gladiadores de Estados Unidos y Canadá, conquistando una medalla de plata.

Ya como entrenador, consigue que sus pupilos logren representar a México y asiste como entrenador a Hungría, Cuba, Colombia, Moscú, Costa Rica y Puerto Rico. 

Homenaje al Relámpago

El domingo 15 de julio del 2018 le rindieron un homenaje como pionero de la lucha libre, en la Arena Mastín Tercero.

Fue 28 de julio del 2018, donde el Relámpago Gómez hizo pareja con el Payaso Triki Traka y Piel Canela para enfrentar a Mastín Tercero, Llorona Junior y Maniaco, donde quedó pendiente una lucha de revancha.

Descanse en paz el Relámpago Gómez.