Gran Premio de Hungría: sufre Checo en la arrancada

CIUDAD DE MÉXICO.- Las expectativas del mexicano Sergio Pérez por conseguir su primer podio de la temporada 2020 en la Fórmula Uno se diluyeron desde la arrancada.

Una mala salida y la humedad en la pista relegaron al mexicano de la cuarta hasta la séptima posición en las primeras vueltas de la pista, sin embargo, las dolencias de cuello que presentó el sábado durante la clasificación también influyeron en su desempeño.

"No sé qué pasó. Por el lado de adentro había muy mal agarre. En la arrancada perdí muchas posiciones. La carrera se comprometió en la arrancada. La salida fue muy mala porque no podía traccionar.

"Ayer no estaba al 100 por ciento, hoy mejor pero no estaba al 100. No ha sido mi carrera más cómoda en todo lo que va de la temporada, pero sin duda mejor que en la calificación", comentó el tapatío después de la carrera.

Pese a que el RP20 poco a poco retomó el ritmo, la estrategia de Racing Point por la posible lluvia nunca se puso en marcha, postergando al máximo el uso de los neumáticos duros.

  "Luego venía en el ritmo y toqué un poco un parche de agua y casi pierdo el auto y termino contra el muro.

"Veníamos en un buen ritmo en el primer stint, podíamos haber hecho el undercut sobre el Ferrari y el Red Bull, pero esperábamos lluvia y alargamos el primer stint un poco más", finalizó Pérez.

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) logró en Hungría su segundo triunfo consecutivo en tres pruebas desde el inicio de la temporada de Fórmula 1 y se colocó líder del Mundial, con su victoria en el circuito Hungaroring de Budapest.

Hamilton, que había salido desde la pole position, estuvo acompañado en el podio por el holandés Max Verstappen (Red Bull), protagonista de una gran actuación tras haber salido desde la séptima posición en la parrilla y pese a un accidente que sufrió a quince minutos de la salida, en el que dañó su auto, y por el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes).

Hamilton, que consiguió además el punto extra por la mejor vuelta de la carrera, se pone en cabeza del Mundial, ahora con cinco puntos de ventaja sobre Bottas, que había llegado a Hungría como líder.

El británico, que aspira a un séptimo título mundial en la categoría de pilotos para igualar al mítico Michael Schumacher, dominó con autoridad esta tercera cita de la temporada. Las dos anteriores habían tenido lugar en el mismo circuito, el Red Bull Ring de Spielberg (Austria).

Únicamente los cinco primeros coches de la carrera pudieron terminar en la misma vuelta que Hamilton este domingo.