Andrea Cruz, medallista de Olimpiada Nacional en ciclismo de montaña

De carácter, determinación y gran emprendimiento, valores que fortaleció en el deporte. Se trata de Andrea Cruz Sigüenza, quien fue medallista de Olimpiada Nacional en ciclismo de montaña y varias veces campeona de nacionales de ruta y moutainbike.

Ha sido una de las pocas mujeres que practicaron y brillaron en el “deporte del pedal y la fibra” y que dejaron huella de gloria en el ciclismo infantil y juvenil.

Desde su infancia gustó del deporte, practicó basquetbol en la primaria pero acompañando a su hermano mayor a las competencias de ciclismo en la era en la que destacaba a nivel nacional Carlos Mayoral, fue seducida por el ciclismo.

Ella se forjó entrenando a lado de hombres en el ciclismo. La ventaja es que elevó su nivel de competencia.

Un Campeonato Nacional Infantil de Ruta en Ciudad Juárez, Chihuahua significó prácticamente el banderazo para una larga ruta de éxitos en esta disciplina.

Haber coincidido con uno de los mejores entrenadores, Héctor Cid, fue parte de esa gloriosa época que marcó en el ciclismo femenil.

El inicio de la década representaba triunfo y éxito para Andrea.

Y es que consiguió para Oaxaca la medalla de bronce en el máximo evento deportivo infantil y juvenil de México en el 2010, en ciclismo de montaña.

Luego, confirmaría sus cualidades con importantes logros en los eventos nacionales de la Federación Mexicana de Ciclismo (FMC) como el subcampeonato de ciclismo de montaña en el Serial Nacional de Mountainbike con sede en Zapopan, Jalisco,

Andrea brilló también en la primera fecha de dicho circuito en Valle de Bravo, Estado de México, en el 2011, donde consigue nuevamente el segundo lugar, midiéndose con una ciclista de la experiencia y voltaje de la hidalguense Andrea Fuentes, quien corría en Europa y todo se definió en el sprint, en un cerrojazo sobre la meta.

Pero Andrea también logró buenos resultados en ruta, donde fue campeona y se ubicó dentro de los tres primeros lugares en fechas de Copa Federación en lugares como Puebla, Michoacán e incluso en aquella histórica justa con sede en Oaxaca, donde logra el segundo sitio.

Cuando tenía entre 15 y 18 años de edad fue la etapa donde consiguió las más grandes satisfacciones de resultados en el ciclismo de ruta y montaña.

FILOSOFÍA DE VIDA

El ciclismo, sin duda, la marcó, por ello, sobre lo que le dejó este deporte, lo define como una “filosofía de vida”.

“Me enseñó a que la disciplina, esfuerzo, constancia, dedicación, esmero y perseverancia son fundamentales para alcanzar el éxito, y siguen vigentes en mí”, acentúa.

Entrenar a lado de hombres fue una de sus fortalezas.

“Siempre me motivó mucho haber sido de las pocas mujeres que en ese entonces participábamos, que éramos tres; competir con hombres me permitió sobresalir y también fue significativo que ellos me cobijaran y motivaran a ser mejor y esforzarme”.

LA INSPIRACIÓN

Dentro de las figuras del deporte que la inspiraron, está la medallista olímpica Belén Guerrero, “la vi competir en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y verla subir al podio fue una gran inspiración; en ciclismo de montaña también admiraba a Daniela Campuzano y Lorenza Morfín.

“Pero también cuando vino a Oaxaca Ziranda Madrigal, a San Felipe del Agua, fue una gran motivación. Creo que el hecho de que en el deporte existan esas figuras que te motiven, es una punta de lanza para que haya más talentos y que puedan alcanzar sus logros”, estima.

FALTA FUERZA FEMENIL

Por otro lado, Andrea Sigüenza lamenta que en la actualidad siga siendo muy reducido el grupo de mujeres ciclistas destacadas en Oaxaca.

“Es triste que, a pesar de que ya han pasado varios años, todavía no tengamos figuras en el ciclismo femenil del estado de Oaxaca”.

Por cierto, la notable pedalista oaxaqueña tuvo la oportunidad de competir, en las carreras de ruta, al lado de la seleccionada nacional Ingrid Drexel.

MÁS FOMENTO Y UNIDAD

Así también, considerar que se requiere de mayor fomento en el ciclismo de alto rendimiento en Oaxaca, para lo cual, recordó, es importante la unidad en el gremio.

“Necesitamos fomentar más el ciclismo de alta competencia y alto rendimiento en Oaxaca. Y se requiere de unidad por el bien común y por encima de intereses particulares. Y es importante darle voz y voto a los que realmente practican, que son los atletas, no a los dirigentes, porque son los deportistas quienes viven todas las necesidades”.

Y es que Andrea Sigüenza recuerda que “el deporte es un medio que tiene la sociedad para formar mejores personas y ciudadanos, que puedan ayudar a la construcción de un mejor país”.

EMPRENDEDORA

Andrea Sigüenza cuenta con la Licenciatura en Derecho, de la cual egresó hace poco más de un año, y actualmente emprendió un proyecto de comercialización de café, trabajando de la mano con productores locales y se enfoca en empoderar a la mujer cafeticultura oaxqueña. Pertenece a la Comisión de Jóvenes Empresarios Coparmex-Oaxaca.