Calculan que la Luna es decenas de millones de años más joven

La Luna se formó unos 85 millones de años más tarde de lo que se pensaba, según ha calculado un grupo de científicos de Alemania. El equipo desarrolló un nuevo modelo digital compaginado con la hipótesis de la colisión del protoplaneta Theia con el entonces prototipo de la Tierra, supuestamente ocurrida hace más de 4.000 millones de años.

Hasta el día hoy, no existe consenso científico sobre la fecha exacta de aquella colisión y de cuánto tiempo tardó nuestro satélite en consolidarse a partir de los restos del choque. La estimación más aceptada fijó el desastroso evento espacial en hace 4.510 millones de años, pero las rocas traídas de la Luna por varias misiones exploradoras del siglo XX no permitieron realizar una datación precisa de su origen.

Según señala un comunicado del Centro Alemán para Aeronáutica y Vuelos Espaciales emitido este 10 de julio, incluso las muestras más viejas no eran lo bastante antiguas como para llevarnos hasta los orígenes mismos de nuestro satélite natural.

La hipótesis general sugiere que la Luna estuvo cubierta por un océano de magma de más de 1.000 kilómetros de profundidad y ese océano rápidamente comenzó a solidificarse y a cristalizarse desde la superficie. Sin embargo, por debajo de esta corteza aislante, o 'interfaz' fría, el satélite permaneció fundido y los científicos no habían logrado determinar hasta ahora cuánto tiempo tardó ese magma en cristalizarse por completo. El equipo alemán opina que solo se puede hablar de la formación de la Luna desde el momento de la cristalización completa.

La nueva datación de la formación lunar la fecha en hace 4.425 millones de años, con un margen de error de 25 millones de años. Esta estimación concuerda en gran medida con la edad previamente establecida por una datación radiométrica (método de uranio-plomo) de la formación del núcleo metálico de la Tierra.

"Esta es la primera vez que la edad de la Luna se puede vincular directamente a un evento que ocurrió al final de la formación de la Tierra, es decir, la formación del núcleo", afirmó el investigador Thorsten Kleine, del Instituto de Planetología de la Universidad de Münster y uno de los coautores del estudio, publicado en la revista Science Advances el 10 de julio.

Otro dato de importancia obtenido gracias a este modelado es la escala de tiempo para la solidificación del océano del magma lunar, fijada entre 150 y 200 millones de años. La baja conductividad térmica de la corteza lunar alargó este proceso, según los cálculos del equipo.