Descartan cierre de agencias automotrices en Tuxtepec

Pese a desplome en ventas

TUXTEPEC, OAX.-A pesar del desplome de la venta de autos en más del 50%, durante el pasado mes de junio en diversas zonas del país, como en esta región del Papaloapan, hasta el momento se descarta el cierre de agencias automotrices, por lo que debido a la pandemia, se continúa trabajando vía home-office, con la finalidad de reactivar la economía del sector.

Al referirse a lo antterior, el consultor ejecutivo automotriz, Jorge Muñoz Santiago, recalcó que debido a la contingencia sanitaria del covid-19, el sector se ha visto muy afectado, ya que las ventas han caído muchísimo, pero con todo y esto se sigue trabajando a través de las nuevas herramientas tecnológicas.

Destacó que a diferencia de otros sectores, el automotriz está siendo muy golpeado durante la actual pandemia, ya que se tiene que seguir cumpliendo con sus obligaciones, como es el pago de servicios básicos como la luz, el agua, pago de proveedores, así como la nómina de sus  trabajadores, los cuales desde casa realizan sus actividades y sólo concertan citas con los posibles clientes dispuestos a comprar un vehículo, para lo cual acuden a las agencias para que les sea mostrado el que están interesados en adquirir.

Y aún con este panorama un tanto desolador, insistió en que se descarta el cierre de agencias de autos o despido de personal, de manera y por consiguiente, se estima que se tendrá un cierre negativo este año, para el sector automotriz, hasta en tanto no se cuente con una vacuna que evite el contagio de esta enfermedad desconocida conocida como coronavirus y que tanto daño, afectación y muertes ha causado.

Mientras tanto, comentó que no queda más opción que esperar a que el índice de contagios y fallecimientos por esta pandemia disminuya, para lo cual la gente tiene que contribuir, acatando las medidas preventivas y evitar salir a la calle a no ser por una urgencia o necesidad de trabajo o salud, y tratar de no relajarse porque si esto ocurre como se está viendo, la contaminación de este virus no parará, y la economía tardará más en reactivarse.