Cae en 30% venta de pescados y mariscos en Tuxtepec

Expendedores ofrecen descuentos

TUXTEPEC, OAX.-Ante la merma en las ventas de pescados y mariscos por causa del Covid-19, en un 30%, los expendedores de los productos del mar y río, se han visto en la necesidad de otorgar descuentos en el precio de algunos de los productos que ofrecen a los consumidores con el fin de poder incrementar la economía de quienes se dedican a esta actividad, dado que durante la semana se caen la ventas, y vuelven a elevarse los viernes sábados y domingos.

Señalan los comerciantes de este sector, que las ventas registran una caída a la fecha de entre un 20 a 30%, derivado de la emergencia sanitaria por el coronavirus, aún cuando hay movimiento de personas que realizan sus compras en los locales que en su mayoría se ubican sobre la avenida Carranza, así como por el lado de la calle Matamoros, además de los locatarios de los mercados Central y Flores Magón, donde las ventas de estos productos es todavía menor.

Señala Genaro Vazquez, uno de los expendedores, que durante los fines de semana las ventas logran incrementarse un poco más, ya que por ejemplo de lunes a jueves cuando resultan ser escasas, pues la gente a partir de la pandemia y el aislamiento, aparte que dejó de salir de sus casas disminuyó la compra de estos productos que contienen mucha proteínas y bajas grasas, principalmente los pescados.

Los cuales a partir del viernes, comienzan a subir sus ventas, por lo que el sábado y domingo el expendio es un poco mayor, aunque no suben como anteriormente, pero a pesar de esto hay todavía gran cantidad de personas que buscan adquirir pescados y mariscos, sobre todo lo que son las mojarras, el jurel o la cojinuda, así como el camarón y las jaibas para el chilpachole, además del róbalo que es una delicia para el paladar.

Siendo pescados que tienen los precios más económicos, los que algunos locales se pueden conseguir hasta en 50 o 60 pesos el kilo de mojarra, mientras que el camarón se comercializa en un promedio de 120 pesos, y el róbalo de 200 que costaba a 160 y 140 el kilo, por lo que ante el panorama económico que se registra en el municipio, provocado por la pandemia del coronavirus hay quienes decidieron enfrentar las bajas ventas con descuentos en los productos del mar, para que la gente pueda comprar más pescados y mariscos.