Desisten abrir 30 por ciento de bares en Tuxtepec

Tras contingencia y bajas ventas

TUXTEPEC, Oax.-Propietarios de giros negros desisten de abrir cortinas  a pesar de que gran parte del comercio retornó a las actividades, a raíz de que no pueden hacer frente al pago de rentas y las bajas ventas.

Rosalba Ramírez Miravete, secretaria general de la unión de bares, comentó que cerca del 30 por ciento de los negocios que se dedican a la venta de bebidas alcohólicas tomaron la decisión de no abrir porque no soportaron los gastos generados de la renta.

Indicó que los dueños de los locales no condonan el pago o brindan descuentos, a pesar de que el presidente municipal manifestó que iba a negociar el pago de los impuestos para que cobraran menos, sin embargo  no quieren acceder porque es parte de sus ingresos.

Aunque no tienen contabilizados cuantos negocios se encuentran cerrados, consideran que   si es un número importante del padrón que manejan. Además las ventas no repuntan, la situación por la pandemia no mejora y el tiempo que estuvieron cerrados afectó mucho a los  negocios.

Señaló que en algunos casos si quieren abrir pero no tienen con qué pagar la renta del local. Tampoco reciben apoyos para hacer frente a los gastos, consideró la secretaria que los comercios formales no reciben apoyo a diferencia de los clandestinos que están laborando sin ninguna supervisión y ellos sí tienen ventas.

A la unión se han acercado incluso personas que no forman parte del gremio de bares para solicitar  apoyos. Por parte de los comerciantes dudan que en septiembre puedan repuntar las ventas con las fiestas patrias,  porque la materia prima  se encarece más y deben tener los cuidados necesarios para poder abrir como parte de la nueva realidad. 

Ramírez Miravete mencionó que a los giros negros nunca los han apoyado y con los negocios cerrados no cuentan con recurso para cubrir la renta, pagar a los empleados y temen que se pueda generar más desempleo si más propietarios desisten de reanudar actividades.