Crespo Uribe, pelotero oaxaqueño que ha jugado en Guerreros de Oaxaca, recuerda sus mejores momentos

“El beisbol me lo ha dado todo”, deduce Jorge Alberto Crespo Uribe, quien es de los pocos peloteros oaxaqueños que han conseguido la hazaña de formar parte de los Guerreros de Oaxaca.

Crespo Uribe heredó de su padre el amor por el beisbol, lo acompañaba a sus partidos en la Liga Regional de Beisbol de Aficionados Eduardo Vasconcelos. Así, a los cinco años de edad ya integraba la novena Atléticos en la Liga de Beisbol Infantil y Juvenil Monte Albán (LMA).

De los conjuntos especiales en esta ápoca están Magueyeros, dirigido por Carlos Aquino y Gabriel Martínez (+); así como la novena Junior, piloteada por Arturo “el Rumy” Cerino y David Espina, entrenadores con los que se desarrolló.

Con Junior, en categoría 12-13 años representó a Oaxaca en un torneo nacional e internacional. Ambos certámenes en la Ciudad de México.

Tras concluir su etapa en la LMA, inició una nueva faceta, ahora en el beisbol amateur, en la Liga Eduardo Vasconcelos, en tercera fuerza con Novatos en lo que era la misma plantilla de Junior; luego pasaron a segunda.

Y a los 15 años de edad, Jorge Alberto Crespo ya estaba jugando en la primera fuerza con Yankees. Y fue campeón con San José Focopo.

El infield y pitcher encontraría en dicho circuito la gran oportunidad de alcanzar el sueño del beisbol profesional.

De esta manera, en 1997 durante un try out efectuado en los campos de tal circuito, en San Bartolo Coyotepec, fue uno de los seis seleccionados por parte de Guerreros, a lado de Érick Meneses, Alfonso Garnica, Raúl Espina, Omar Ramírez y Carlos Cabanzo.

Para 1998 es invitado a pretemporada con Guerreros de Oaxaca mientras que en 1999 es enviado a la Academia de El Carmen, Nuevo León.

Y es elegido para representar a la organización bélica con un selectivo en Liga Rockie para participar en Tuczon Arizona, donde jugaron frente a equipos de sucursales de “Grandes Ligas” como White Sox, Diamond Backs, entre otros.

De igual forma, representó a Oaxaca en un Campeonato Nacional 17-18 años en Córdova, Veracruz, teniendo como mánager a Félix Anota, de la región del Istmo. Avanzaron a la segunda fase. Ahí destacó en el pitcheo.

 

RUMBO AL DEBUT

Tras el proceso de desarrollarse para el beisbol profesional con participaciones en circuitos como la Liga Noroeste, debuta bajo el mando de Nelson “el Almirante” Barrera con Guerreros en el 2001, pero como pitcher; sin embargo, sencillamente no sería su carta fuerte en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Una lesión en el peroné lo deja fuera de toda aspiración en el 2002.

Luego recibe la propuesta del coach de Oaxaca, Alfredo Félix, de probar suerte como bateador y outfielder.

Así, en el 2004 inicia oficialmente su actividad en el terreno de juego en esta nueva faceta, teniendo como mánager a Alfonso “Houston” Jiménez

En ese año conectó siete hits, produjo una carrera y anotó en nueve ocasiones para un porcentaje de bateo de .438. Su primer jonrón con la novena bélica fue en el 2005, temporada en la que atizó 13 imparables, entre ellos cuatro dobles, en 65 turnos, en 29 juegos.

Crespo Uribe vistió también la franela de los Petroleros de Minatitlán. Y en el 2008 finalizó su carrera en la LMB portando el uniforme de los Pericos de Puebla.

SU NUEVA FACETA COMO ENTRENADOR 

Con dicha experiencia, entre el 2011 y 2012 inicia una nueva faceta, ahora como mánager de equipos infantiles y juveniles.

Jorge Crespo es Licenciado en Educación Física, labora en la Universidad LaSalle y al equipo de esta institución lo ha guiado a dos campeonatos en categoría 13-14 años. Y también ostentan dos subcampeonatos en distintas divisiones.

Por cierto, dentro de los jóvenes que han estado a su cargo en este equipo se encuentra José Ignacio Rodríguez, quien el año pasado fue firmado por Dodgers de los Ángeles. Así también, Pedro Ordaz-prospecto de Guerreros-, Andrés Moreno, por mencionar algunos.

También ha dirigido o formado parte del cuerpo técnico de selecciones de Oaxaca en la Liga de Beisbol Telmex Telcel Adrián González, y de diferentes etapas de Olimpiada Nacional. Además, se capacitó como entrenador por parte de la Academia Conade en el 2018, en Guadalajara.

EL BEISBOL, SU VIDA

A cerca de lo que significa el beisbol en su vida, externó:

“El beisbol me lo ha dado todo, he podido conocer otros estados; me dio mi profesión, me permitió conocer a mi esposa; estoy en el trabajo que me gusta. El beisbol ha sido una parte sustancial e importante en mi vida

“Y también una gran enseñanza porque el beisbol es un ejemplo de vida, todas las situaciones que a veces ocurren en una jugada, pueden ocurrirte en la vida misma. Me ayudó a forjar el carácter”, puntualizó el ahora mánager de 38 años de edad.

 

INOLVIDABLES

De los momentos más importantes portando la franela bélica, aun cuando hubo varios, destaca tres: el llamado al roster inicial, el primer batazo de hit, que fue en Veracruz; así como su primer jonrón, que fue ante Saraperos, en Saltillo.

UNA BENDICIÓN MÁS

Jorge Crespo ha tenido una bendición más en su vida, hace apenas tres meses debutó como papá al lado de su esposa Grate Gómez, quien es originaria de Puerto Peñasco, Sonora y quien es pelotera de softbol.

Así, durante este aislamiento por la pandemia del COVID-19, se encuentra disfrutando del nacimiento del pequeño Daniel Emilio Crespo Gómez.