Tras denunciar violencia política por razón de género, las instituciones se mantienen omisos

A casi dos meses de haber sido destituida como titular del Instituto Municipal de la Mujer de Oaxaca de Juárez y de las denuncias presentadas por violencia política por razón de género, una ante el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) y la otra ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Política de Oaxaca (IEEPCO), ninguna autoridad ha iniciado el análisis del caso de Jaquelina Escamilla Villanueva.

“La justicia no es pronta ni expedita, ya vamos a cumplir dos meses y nadie se ha hecho responsable para decir: soy la autoridad que tengo que resolver el tema. Sé que, si tengo que represar a la Sala Jalapa, ir a la Sala Superior, a las instancias que tenga que llegar, lo voy a hacer, confió plenamente en que las leyes y reformas son precisamente para que ningún caso de violencia política queda impune”, señaló.

El 27 de mayo Jaquelina Escamilla fue destituida de su cargo tras fallas técnicas que obligaron a la suspensión de la conferencia virtual contra el aborto "Preservar la vida, la necesidad de tiempo” y por haber transmitido días antes el foro virtual "Derechos de las mujeres; derecho a decidir, por una maternidad libre y segura".

Ese día, Escamilla Villanueva denunció en redes sociales que el edil capitalino, Oswaldo García Jarquín y su esposa, la presidenta honoraria del DIF Municipal, Patricia Beinfield López, la presionaron por transmitir la conferencia en la que participó la senadora de Morena, Citlalli Hernández Mora para tratar el derecho al aborto legal y seguro.

El hecho, considerado como violencia política en razón de género motivó a que el 3 de junio presentara una queja ante el IEEPCO. El 10 de junio fue desechada por la instancia bajo argumento de no ser materia electoral.

De la misma manera presentó un Juicio para la protección de los Derechos Ciudadanos (JDC) ante el TEEO, mismo que se negó a recibirlo bajo pretexto de que, con motivo de la pandemia por la COVID-19, no hay labores. Tras lo anterior presentó el JDC ante la Sala Xalapa para impugnar la determinación del IEEPCO y también la omisión del TEEO en recibir la queja.

En fachas recientes la Sala Xalapa resolvió que, dado que el tribunal local ya implementó medidas, puede conocer del asunto por lo cual le fueron otorgados diez días naturales para resolver. La fecha límite concluye el 18 de julio.

“El procedimiento está iniciado, yo voy a seguir todos los caminos y rutas que deba de seguir para que se estudie el tema de fondo (…) Yo sigo confiando y no me voy a rendir hasta que alguien haga el estudio de fondo y determine lo conducente, sea lo que sea, pero que realmente entre al estudio”, destacó.