Excluidos de cifras oficiales, trabajadores infectados del Hospital de Juchitán

El problema epidemiológico que obligó a reducir al mínimo la operatividad del Hospital General Madecodio Benitez Fuentes de Juchitán de Zaragoza al detectarse SARS-CoV-2 en 166 trabajadores, no se refleja en la base de datos oficial que reportan los Servicios de Salud de Oaxaca.

El problema, a pesar de ser mayúsculo por alcanzar a casi la mitad de la plantilla laboral con otros 25 contagios previos, no se visibiliza en el conteo oficial porque en vez de pruebas moleculares (RT- PCR) que detectan el material genético del virus, optaron por las serológicas o rápidas que no son aceptadas por la Secretaría de Salud Federal.

“No valen las pruebas serológicas. Los contagios del Hospital de Juchitán van a entrar a la estadística estatal, pero no a la federal”, admitió el subdirector general de los Servicios de Salud de Oaxaca.

Y agregó: “La prueba serologica no se sube a la plataforma a menos que mexico lo autorice”, lo cual no ha ocurrido, por lo que al corte de la noche del lunes Juchitán únicamente reportaba 105 casos confirmados, incluyendo 19 defunciones, a pesar de que la confirmación de los contagios entre el personal de ese hospital ocurrió el fin de semana.

En sí la información del personal con un diagnóstico positivo difiere entre la delegada sindical, Yolanda Sánchez Ulloa, quien informó que las 250 pruebas serológicas aplicadas el fin de semana permitió detectar a 166 trabajadores que generaron anticuerpos al SARS-CoV-2, pero Márquez Heine asegura que son 162.

A diferencia de la prueba molecular que tarda de dos a tres horas en procesarse y detectan la presencia del SARS-CoV-2 que causa la COVID-19, la serológica demora 10 minutos, por lo que se conoce también como rápida, pero lo que en realidad detecta la respuesta inmunológica contra el patógeno, sobre todo siete días después del contagio.

A pesar de que para fines estadísticos la Secretaría de Salud Federal no contabiliza a los casos positivos de SARS-CoV-2 detectados mediante pruebas serológicas, los Servicios de Salud de Oaxaca adquieron cinco mil pruebas para aplicar a grupos de riesgo como elementos policíacos y la Secretaría de la Movilidad, pero aún no se precisa cuántos se han aplicado y cuántas tienen un resultado positivo.