Rescatan a niña golpeada por sus padres, vivía encerrada

Los golpes y moretones en casi todo su cuerpo dan cuenta del maltrato que ha sufrido en los últimos meses.

Así, una niña de 11 años no tuvo otra opción que gritar para que sus vecinos la escucharan y fueran en su auxilio.

Su libertad llegó ayer en la tarde, cuando el agente municipal de Montoya llegó hasta la vecindad atendiendo el llamado de auxilio de otro inquilino.

Para dar fe de los hechos, el agente esperó unos momentos a elementos de la Policía Municipal del grupo de Atención a Víctimas por Razón de Género.

Una vez en el lugar y con la autorización del propietario de la vivienda, llegaron al cuarto para rescatar a la niña, quien se quedaba de dolor intenso en el estómago, ya que no había probado alimento en todo el día.

Los policías le brindaron atención al observar las múltiples lesiones en su cuerpo.

La menor recibió alimento y fue trasladada al cuartel de la Policía Municipal para ser atendida por el médico.

Más tarde, fue llevada en calidad de víctima a la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos Contra la Mujer por Razón de Género de la Fiscalía General del Estado para que rinda su declaración y se castigue a los responsables de la agresión.