Reino Unido deja sin cobertura de red 5G a Huawei

Gobierno de China advierte consecuencias para el país europeo

Huawei será expulsada de las redes móviles de próxima generación de Reino Unido, en una represión generalizada contra la compañía china que retrasará el lanzamiento de 5G y afectará a las empresas con miles de millones de libras en costos adicionales.Según el plan acordado por el primer ministro Boris Johnson, los operadores no podrán agregar ningún componente nuevo de Huawei a sus redes 5G después del 31 de diciembre de este año.

Todos los equipos fabricados por la compañía con sede en Shenzhen que ya se han instalado deberán retirarse de la infraestructura 5G para 2027, indicó el Gobierno, confirmando los informes de Bloomberg News el lunes.

Los ministros también advirtieron a los operadores que dejen de comprar equipos Huawei para sus redes fijas de banda ancha de fibra completa. El Gobierno consultará con la industria sobre un calendario para un régimen más estricto en redes fijas, pero explicó que se espera que entre en vigencia dentro de dos años.

La prohibición de Huawei costará a los operadores de Reino Unido hasta 2 mil millones de libras (2 mil 510 millones de dólares) para implementar, y retrasará el despliegue de las redes 5G entre dos y tres años, dijo el gobierno.

La decisión de retirar el equipo de Huawei de las redes británicas representa un cambio importante por parte de Johnson, y amenaza con alimentar una creciente disputa entre Reino Unido y China en un momento muy sensible. China advirtió que Johnson enfrentará "consecuencias" si el Reino Unido lo trata como un "socio hostil".

Johnson, sus ministros y altos jefes de seguridad firmaron el plan en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional este martes. El secretario de Cultura, Oliver Dowden, expuso los detalles después de la reunión.

Si bien el 5G será "transformador" para Reino Unido, es vital "la confianza en la seguridad y la resistencia de la infraestructura en la que se basa".

"El gobierno ha decidido que es necesario prohibir a Huawei de nuestras redes 5G", aseveró Dowden. "Este movimiento decisivo proporciona a la industria la claridad y la certeza que necesita para entregar 5G en todo Reino Unido".

En mayo, Estados Unidos prohibió a Huawei obtener microchips que utilizan tecnología estadounidense, una medida que obligó a los funcionarios británicos a reevaluar su opinión sobre la seguridad y la sostenibilidad del uso del equipo de la compañía en redes 5G.

"Este fue un cambio significativo y material", afirmó Dowden. Estas sanciones tienen "impactos potencialmente graves" en la capacidad de Huawei para suministrar equipos al Reino Unido.

El Centro Nacional de Seguridad Cibernética de Reino Unido dirigió una revisión que concluyó que las nuevas sanciones de EU significaron que Huawei tendría que usar tecnología potencialmente insegura, lo que hace que los riesgos de seguridad 5G sean imposibles de controlar.

Las compañías telefónicas británicas ahora tienen una tarea compleja y costosa para eliminar el equipo Huawei de sus redes durante los próximos siete años. Dowden advirtió que la decisión retrasará inevitablemente el despliegue de las redes 5G en Reino Unido.