Abrirán zonas turísticas de Oaxaca dentro de 4 semanas

Si se mantiene semáforo naranja
Mario Jiménez Mario Jiménez

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) de Oaxaca, José Rivera Espino, indicó que, tras reunirse con el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), estimaron que las zonas arqueológicas y museos podrían volver a abrir en cuatro semanas si se mantiene en naranja el semáforo epidemiológico.

La reapertura sería controlada y con horarios escalonados para evitar así la propagación del virus SARS-Cov-2 que provoca la enfermedad COVID-19, acordaron.

“Lo que necesitamos es reactivar los sitios arqueológicos y museos. Ya hubo acercamiento con el delegado para saber y estamos hablando que podría ser en tres a cuatro semanas si continuamos en naranja. Con la apertura de estos espacios la gente seguramente se animará un poco a visitar Oaxaca”, sostuvo.

Lo anterior, -indicó- ayudaría a la reactivación económica para los establecimientos que dependen de manera directa del turismo como son restaurantes y hoteles, que en este último caso se encuentran sin rebasar el 5 por ciento de ocupación al iniciar la segunda semana de actividades con semáforo naranja.

“Llevamos una semana de reapertura y lo hicimos no para captar gente sino para sentirnos útiles, retomar las actividades dentro del negocio y la gente empiece a aflojar las piernas. Estaremos hablando de ocupación hotelera quizá a finales de julio”, indicó.

Hasta el momento las personas alojadas en los hoteles están en Oaxaca por cuestiones de trabajo, pero no por turismo.

Hay una o dos habitaciones ocupadas por noche como máximo.

Recortes de personal

Rivera Espino indicó que aún hay un 40 por ciento de hoteles que todavía no reinician actividades debido a que no han cubierto al cien por ciento las adecuaciones que demandan los protocolos sanitarios, y estiman que un cinco por ciento ya no vuelva a abrir debido a las complicaciones económicas.

Otra de las consecuencias económicas derivadas de la contingencia sanitaria ha sido el recorte de la plantilla laboral.

“Hubo recortes, no aguantamos el mes de julio, fue el más pesado, estamos hablando que en ese mes tal vez un 60 o 50 por ciento ya llevábamos de despido, lamentablemente tuvo que ser así, no tuvimos incentivos, no tuvimos apoyo, gobierno estatal hizo lo que pudo”, indicó.

Por otro lado, los hoteles que ya están laborando, como parte de la estrategia de captación de turismo están aplicando incentivos de noches gratis además de un servicio certificado en materia sanitaria.

“Recordemos que, si bajamos las tarifas a la hora de querer volver a la normalidad, es decir a los precios que veníamos manejando antes del COVID-19, el destino se va a depreciar y va a ser dificil repuntar nuevamente”, manifestó.