Le amputan la pierna tras ser arrollada por un urbano

Para la señora Valentina V.G., la mañana del 21 de marzo quedará grabada para toda su vida, ya que ese día fue atropellada por el conductor de una unidad del transporte urbano, lo cual le cambió su vida para siempre.

Hechos registrados en la calle de Miguel Cabrera cuando la señora Valentina cruzaba la calle con sus ramos de albahaca y otras plantas para su venta en el mercado “Benito Juárez Maza” cuando fue atropellada por el conductor de la unidad A 533, con placas de circulación 363-973-S, que llevaba la ruta 10, cuyo conductor al parecer no se percató que iba cruzando la acera y al ver los hechos se dio a la fuga con rumbo desconocido.

María Asunción V.C., quien forma parte de la comisión para atender este caso, mencionó “al principio pensamos que nada más había sido el golpe, por lo que al día siguiente fui a visitarla al Hospital Civil “Doctor Aurelio Valdivieso” donde me dijeron que su estado de salud no era grave, me dejaron verla, platique con personal de Trabajo Social quienes me dijeron que solamente se tenía que controlar su diabetes, posteriormente, la dan de alta”.

Al dar de alta a doña Valentina, se presentó para el pago correspondiente de la hospitalización, lo cual se logró gracias a que el presidente de la Organización Benito Juárez, Artesanos, Locatarios, Comerciantes de Oaxaca (OBJALCO), Maximiliano Néstor Ortiz Jiménez, convocó a los miembros de dicha asociación, para apoyar a la compañera, se logró reunir la cantidad necesaria para realizar dicho pago.

“También gracias a que las compañeras y compañeros del mercado, ya que fueron quienes apoyaron tanto con material de curación como con dinero en efectivo, la dieron de alta sin embargo, días después volvió a recaer y cuando me avisaron me dijeron que le iban a amputar la pierna izquierda, lo cual fue doloroso porque nunca pensamos que esto iba a pasar”, comentó.

Recordó que en un principio la aseguradora Quálitas les envió un abogado “el cual quería ser juez y parte, quería ser abogado de la empresa del urbano que atropello a la víctima como de la afectada, y al principio le estaban ofreciendo la cantidad de 35 mil pesos, de los cuales a doña Valentina le correspondían 10 mil pesos, lo cual era totalmente absurdo”.

Posteriormente, después de que le había sido amputada su pierna, les fue asignada por la misma aseguradora a la abogada Michell R. “una persona muy accesible, con calidez humana, quien nos dijo que Quálitas estaba en la mejor disposición de apoyar como era, y se hizo el trámite correspondiente, no es una cantidad muy elevada, pero le ayudará en algo para sobrevivir con una vida digna”.

Agradeció al fiscal general Rubén Vasconcelos Méndez,  así como a Alejandro Alfonso Ramírez Hernández, director de Averiguaciones Previas, quienes estuvieron muy al pendiente de nuestro caso, ya que gracias a ellos se llegó a un convenio, donde doña Valentina saldrá beneficiada, conforme a la ley.