Retorno a actividades, alto riesgo de contagios en Tehuantepec

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- El retorno a algunas de las actividades laborales y sin las mínimas medidas sanitarias tiene el alto riesgo de propagar de manera más acelerada el SARS-CoV-2. La primera semana en semáforo naranja, así lo puso de manifiesto en Tehuantepec.

Tras pasar de semáforo epidemiológico rojo (máximo riesgo) a naranja (alto riesgo), el lunes pasado, la ciudadanía se volcó a sus actividades cotidianas, pese a que Tehuantepec es uno de los municipios más afectados por la pandemia y durante las últimas semanas ha experimentado un aumento exponencial en el número de casos positivos.

Vendedores informales instalados sobre la avenida Ferrocarril comentan el fallecimiento de una persona del sexo masculino que vendía productos del campo. Mientras que en el barrio de Santa María una pareja, hombre y mujer, se encuentran internados en el hospital del ISSSTE de Tehuantepec por presentar los síntomas de COVID-19, de acuerdo con las versiones de los propios vecinos.

Los parques públicos, todavía cerrados, no fueron un obstáculo para que cientos de tehuanos rompieran el aislamiento y salieron de sus casas, en busca de espacios dónde convivir, tras el anuncio sobre el semáforo naranja.

Los sitios que presentaron mayor aglomeración son los mercados públicos y comercios asentados en el primer cuadro de la ciudad.

El mercado informal donde el lunes falleciera uno de los vendedores, opera desde que empezó la emergencia por la pandemia, de manera ocasional con las normas de control sanitario, mientras las autoridades no responden a la queja de los habitantes que exigen un mayor control de las medidas de higiene.

De acuerdo con Norma García, una de las usuarias, la aglomeración en el mercado informal se ha vuelto un foco de infección y de alto riesgo de contagios de COVID-19.

Señaló que los filtros sanitarios que fueron ubicados en algunos puntos estratégicos como en las entradas de los mercados, no funcionan porque no hay ninguna autoridad local que las supervise si son cumplidas o no, solo las ponen y se retiran, pensando que se cumplirán. 

Para los ciudadanos no existen filtros sanitarios, ya que la gente puede recorrer libremente todos los puestos, sin que les llamen la atención por no utilizar cubrebocas. Los propios comerciantes no lo utilizan.

Los bancos registraron de nueva cuenta aglomeración y a pesar de llevar cubrebocas, muchos no se los pusieron bien, además de no guardar la sana distancia.

Contagios van a la alza

De acuerdo con datos reportados por la Secretaría de Salud, Tehuantepec alcanzó ya los 100 casos positivos.

Durante los últimos días de junio, el municipio tenía un reporte de 57 casos positivos y 9 defunciones. Una semana después, las cifras de contagios crecieron y también el número de fallecimientos por la pandemia.

De los nuevos casos reportados a partir del 6 de julio, al menos tres han fallecido presuntamente por COVID-19, así como de varios pacientes hospitalizados en diferentes clínicas de salud de la entidad en proceso de su recuperación.

Los lugares más afectados por el coronavirus han sido los barrios de Santa Cruz Tagolaba, Santa María, Vixhana, Guichivere y zona centro de Tehuantepec, entidades que concentran el mayor número de población.

El grupo más afectado por los contagios son los jóvenes, los más vulnerables oscilan entre los 25 a 44 años, seguido de un segundo bloque los cuales se encuentran entre los 20 a 24 años. Los adultos mayores de entre los 50 a 59 años, representan un factor de riesgo de contagiarse de COVID-19.