Buscan a feminicida de propietaria de bar en la zona de San Jacinto Amilpas

Un grupo especial de elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) adscritos al Área de Feminicidios  tiene a cargo la investigación del asesinato de la dueña del bar Pasito Duranguense, ubicado en la avenida Heberto Castillo, de San Jacinto Amilpas.

Debido a ello, ayer regresaron al predio para realizar una segunda inspección y al recorrer el predio donde fue encontrada sin vida, localizaron un teléfono celular, presuntamente propiedad de la ahora extinta.

Esa sería la clave para dar con el o los asesinos de la mujer, así como el avance de las investigaciones revela que sujetos la esperaron al salir del bar, una vez que cerró el local y ya no había ninguna persona.

El crimen

Como informó NOTICIAS de manera oportuna, el cuerpo de la mujer fue localizado la mañana del pasado lunes en un predio contiguo al bar El Pasito Duranguense.

Policías municipales fueron los primeros en arribar al lugar y aparentemente reportaron que todo estaba en normalidad, ya que el bar estaba cerrado.

Sin embargo, al recorrer el predio contiguo, observaron la puerta de lámina estaba abierta y fue así como descubrieron el cuerpo de una mujer.

Personal del área de feminicidios de la Fiscalía General del Estado se presentó al lugar para iniciar el protocolo de feminicidio, ya que aparentemente la mujer se encontraba semidesnuda.

Era dueña del bar

Mientras se llevaban a cabo las diligencias, al lugar se presentó una joven, quien dijo que la extinta fue su madre y respondió al nombre de Esther, quien contaba con 50 años de edad, fue originaria de San Pedro Mixtepec, Juquila y vecina de la colonia de Santa Rosa Panzacola.

La joven confirmó que la extinta era dueña del bar, el cual aparentemente estaba en funcionamiento pese a la contingencia sanitaria.

Hallan teléfono

Durante la segunda inspección, realizada ayer en el predio donde se halló el cuerpo y en el mismo bar, los agentes hallaron más indicios para poder esclarecer el crimen.

Entre los objetos asegurados presuntamente se encuentra el teléfono celular propiedad de la extinta, del cual se ha iniciado el análisis y la georreferencia para poder tener acceso a las últimas llamadas y mensajes que envió a sus contactos.

Este instrumento será una pieza fundamental para poder obtener más datos del o los presuntos responsables, ya que se presume que el móvil fue un ajuste de cuentas.

Ello, porque el resultado de la necrocirugía reveló que la mujer fue torturada por una o más personas antes de asesinarla.