Hijo de Juan Gabriel interpone denuncia a César Duarte por retener cuadro de María Félix

Hecha por Diego Rivera

Ahora que el ex gobernador de Chihuahua César Duarte fue aprehendido en Estados Unidos, tras ser acusado de peculado, tendrá que rendirle cuentas también al hijo del cantante y compositor Juan Gabriel. 

Su abogado interpondrá una denuncia ante la Fiscalía General de la República para que devuelva el retrato de María Félix pintado en 1949 por Diego Rivera, y que le fue regalado por la propia actriz a Alberto Aguilera, nombre real del artista.

Guillermo Pous, albacea de la sucesión y abogado del heredero universal del hijo mayor de Juan Gabriel, Iván Gabriel Aguilera Salas, en entrevista con M2 asegura que “ese cuadro don Alberto no se lo regaló a César Duarte, se lo dio en resguardo para que lo cuidara, porque su casa de San Miguel de Allende estaba deshabitada y no podía tener una pieza de tal valor en su residencia sin que nadie pudiera cuidarla adecuadamente”. 

El precio de la obra en cuestión podría oscilar entre los 6 y los 7 millones de dólares, aunque no existe un avalúo formal, reconoce el abogado. “Este cuadro de María Félix se lo regaló la actriz a don Alberto por la amistad que había entre ellos. Esa obra la tuvo exhibida en sus diferentes casas en Malibú, en Las Vegas y por último en San Miguel de Allende, de donde fue extraída”. 

Tras fallecer el cantante, el 28 de agosto de 2016, y al hacer todo el inventario, Pous se percató que ya la obra de arte ya no estaba: “Al realizar las investigaciones correspondientes averigüé que esta pintura había sido entregada a César Duarte”.

Refiere el abogado que le hizo un requerimiento formal al ex gobernador, pero a modo de invitación personal por la estrecha relación que tuvo con Juan Gabriel. “Se organizó una cena con él, donde efectivamente reconoció que tenía el cuadro y amablemente aceptó devolverlo.

Después (vino) esta serie de asuntos que tuvo que estar atendiendo, de índole penal, (y) ya no volvimos a tener contacto”.  Pous afirma que tiene las pruebas para que se pueda integrar la tarjeta de investigación con el fin de que la obra “robada” sea devuelta, y que están abiertos para llegar a una negociación.

“La única forma que tenemos de recuperar la pintura por la vía legal es presentando una denuncia por robo, porque para nosotros eso es lo que sucedió: fue un robo, a menos que el ex gobernador demuestre que no lo fue, que se trató una donación o una compraventa. En este caso, tendría que exhibir esa documentación que acreditara la absoluta propiedad de la pieza artística. De lo contrario, tendrá que ser restituida a favor del propietario, en este caso la sucesión”. 

Sobre la posibilidad de que Juan Gabriel hubiera regalado esa pintura a Duarte, el abogado afirma que no van a aportar elementos al respecto porque no les corresponde, “pero si hubiera sido un regalo o una donación, por el valor que implica este cuadro debería estar en una escritura pública”.

Además al tratarse de un servidor público, agrega, “tendría que estar en la declaración patrimonial de Duarte, que había recibido un regalo de 5 o 7 millones de dólares. De lo contrario habría una falsedad de declaraciones y omisiones sobre la cuestión patrimonial, con lo que podría tratarse entonces de evasión fiscal.

Podría también prestarse a una simulación o a un fraude, pero todo eso le corresponde investigar a la Fiscalía”. Pous indicó que también están trabajando en la recuperación “de 12 casas de don Alberto Aguilera que están a nombre de Silvia Urquidi, que le pertenecen a su heredero. Es una demanda que ya se presentó hace muchos meses pero, dada la contingencia sanitaria se detuvieron todas las actividades”.