Incertidumbre en el semáforo de riesgo epidémico y desconfinamiento sin orden: López-Gatell

Durante los primeros cinco días en que Oaxaca experimentó el tránsito a la “nueva normalidad” con su semáforo epidémico en color naranja, que representa el alto riesgo de contagio de COVID-19, las defunciones notificadas aumentaron en un 50.9 por ciento y los contagios en un 16.25 por ciento.

Ayer, durante la conferencia vespertina en Palacio Nacional de la Secretaría de Salud Federal no se presentó el semáforo epidémico para la semana que comprende del lunes 13 de julio al domingo 19.

“Hoy no vamos a presentar el semáforo nacional cuando va a estar con varios huecos grises por todos lados porque no hay información consistente para la evaluación”, explicó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno Federal, Hugo López Gatell.

Sin particularizar en ninguna de las 32 entidades en México, advirtió que hay señales preocupantes de repuntes que en algunos casos se consideran rebrotes, ya que no concuerdan con la curva epidémica esperada.

Desconfinamiento sin orden

En sí desde el inicio de la conferencia de prensa diaria, previo a la presentación del informe técnico de este viernes, dijo que el mensaje era de preocupación “por lo que está ocurriendo en el nivel subnacional y la situación que se verifica en algunos casos” por un riesgo advertido: un desconfinamiento rápido, sin orden y sin cumplir las medidas de seguridad sanitaria.

En Oaxaca la tendencia ascendente de la pandemia no cambió durante esta primera semana con semáforo naranja que coincide con un repunte en el número de contagios

En comparación con los cinco días de la semana pasada, del lunes 29 de junio al viernes 3 de julio, que se reportaron en conjunto 849 nuevos casos de COVID-19, en esta que comprendió del lunes 6 de julio al viernes 10, se informaron de 987 pacientes nuevos, es decir 138 casos más.

Mientras que del lunes 29 de junio al viernes 3 de julio se informaron de 51 nuevas defunciones, del lunes 6 de julio al viernes 10 se notificaron 77 personas fallecidas, es decir 26 más que los cinco primeros días en que Oaxaca todavía tenía su semáforo epidémico en rojo.

En estos primeros diez días de julio, se han reportado las dos cifras récord en cuanto a número de contagios con 323 casos el domingo 5 y 304 el jueves nueve, además de que en conjunto suman 2 mil 91 contagios confirmados, el 28.11 por ciento de los 7 mil 438 casos acumulados en casi cuatro meses de contingencia.