Choferes de Tapachula piden ser escuchados

Sergio García Sergio García

Los trabajadores del volante, durante toda la emergencia sanitaría no recibieron ningún tipo de ayuda o préstamo

Tapachula.- La séptima regidora del ayuntamiento de esta ciudad, Mónica Escobar, consideró que las autoridades estatales y la Secretaría de Movilidad y Transporte, deben reunirse con los choferes y no solo con los concesionarios porque los trabajadores del volante han planteado regresar a la nueva “Normalidad” para trabajar en pares y nones.

Para que no crezca la molestia de los conductores, el gobierno estatal debe ser más sensible y escuchar las necesidades de quienes ofrecen el servicio de transporte urbano en este municipio.

Con la estrategia de trabajo de pares y nones, los choferes pudieron cumplir con la cuenta del concesionado y sostener a sus familias, cuando el gobierno pidió a la población quedarse en casa y suspender actividades laborales no esenciales

Los trabajadores del volante, durante toda la emergencia sanitaría no recibieron ningún tipo de ayuda o préstamo, pero ellos siguieron adelante.

Ahora el regreso a la actividad normal en el transporte los deja sin recurso económico para el día a día o cumplir con las exageradas cuentas y rentas que piden los concesionarios.

En ningún momento los concesionados bajaron la cuenta o el precio de la renta de la placa, ellos cómodamente siguieron recibiendo sus ingresos como si no hubiera crisis económica. 

El pasado viernes los choferes bloquearon varios puntos de la ciudad, lo que provocó un verdadero caos en la ciudad. 

Ellos piden retomar la estrategia implementada por la Secretaría de movilidad y transporte, a consecuencia del Coronavirus, trabajar un día unidades pares y al otro nones, porque la movilidad de las personas en la ciudad todavía no se normaliza.

Es urgente poner un orden en el transporte público, porque siempre el concesionado sale beneficiado, tal parece que son ellos quienes mandan en la Secretaría de Transporte del Estado.

Señaló, los conductores han recibido amenazas de despido de los dueños de las concesiones, por ello, pidió a los chóferes buscar otra alternativa de protesta, para no provocar un caos vial en la ciudad y perjudicar a la población.