La destacada trayectoria futbolística del istmeño Raúl Celaya

Celaya al lado del Ganso Padilla, Miguel Campos, Julio Girón y Rodolfo Buenrostro.

Las lágrimas forjaron su carácter y deseo de triunfo, pues llegar a jugar futbol profesional no fue fácil.

“El futbol te hace sentir cosas indescriptibles, y al paso del tempo, solamente queda el recuerdo” considera el arquero Raúl Celaya Gutiérrez.

Y añade que el ganar no te hace más grande y el perder no te hace menos, y eso se aplica en la vida.

El originario del barrio Santa María Tehuantepec se mantuvo en su tierra hasta los 18 años de edad, que fue cuando el futbol lo saca de sus orígenes y comienza a escribir su propia historia.

Raúl Celaya cursó la primaria en la escuela Guadalupe Victoria y la secundaria en la escuela Miguel Hidalgo, para luego concluir el bachillerato en la Preparatoria número 4 de Tehuantepec.

Inicia su carrera futbolística formal

Raúl recuerda haber iniciado a los 13 años a jugar futbol, pues antes de ello desarrollaba el beisbol, deporte que domina el Istmo.

Sin embargo, en la preparatoria comienza a sobresalir al formar parte del equipo que representaría a Tehuantepec en el Torneo Nacional PRI 85.

“Con este equipo tuvimos la fortuna de llegar a la disputa del tercer lugar, partido que jugamos en el estadio Azteca enfrentando al selectivo de Sonora en un encuentro que sirvió de preliminar del partido amistoso que sostuvieron las selecciones de México y Alemania”, recuerda el arquero oaxaqueño.

En ese torneo de futbol participaron 18 mil 150 equipos, que se fueron eliminaron los fines de semana, logrando quedar entre los mejores cuatro equipos a nivel nacional.

“La final se disputó en el estadio Azul entre los equipos Sevilla (de la Ciudad de México) y El Salto (Jalisco), ganando este último equipo en tiros desde el punto penal”, apunta.

Por el hecho de haber llegado a las semifinales, los jugadores recibieron boletos para ver los partidos del mundial de México 86 que se disputaron en el estadio de Ciudad Universitaria.

LLEGA EL FUTBOL PROFESIONAL A TEHUANTEPEC

Tras la buena actuación del equipo, el cronista deportivo que trabajaba en Televisa y que falleció en el terremoto del 85, Gustavo Armando “el Conde” Calderón, le dio la idea al presidente municipal de Tehuantepec para adquirir una franquicia de tercera división de futbol profesional.

“Cuando desaparece el equipo, me voy a Salina Cruz para jugar con el equipo Camaroneros, pero al estar entrenando con el equipo, en Segunda División participaba el equipo Petroleros que dirigía Vicente Pereda, me vio y me jaló a su equipo”, repone.

Posteriormente, recibe la oportunidad en Jaguares de Tabasco, para luego buscar suerte en los Tiburones de Veracruz, donde no tuvo la fortuna, después de permanecer una temporada.

LLEGA A LOS CHAPULIENROS DE OAXACA

Llega a los Chapulineros de Oaxaca

Después de salir del Veracruz llega a Chapulineros en la temporada 1990-1991, equipo donde la intención tomarlo de paso para ir a probar suerte al centro del país.

Para su desgracia, sufre una fractura en el húmero izquierdo, logrando recuperarse para continuar en el equipo el resto de la temporada. Es ahí cuando decide retirarse del futbol profesional y continuar con sus estudios e ingresa a la UABJO para estudiar la carrera de Contaduría Pública.

Su paso por Mayor A

En su paso por la máxima categoría del mejor futbol amateur de Oaxaca,  jugó para Tubos y Conexiones, Astro Oaxaca, Universidad, además del Stuttgart, Tlaxiaco y Delfines, en la Liga Sabatina de Futbol 12 de Octubre.

En el torneo estudiantil logró con la selección de la UABJO ser campeones del torneo estudiantil derrotando a la Universidad panamericana de la CDMX en penales 4 goles por 2, tras detener dos penas máximas.

Continua activo en el futbol de veteranos 

Celaya milita en la categoría veteranos de la Liga Solidaridad, con el equipo Universidad con el que ha tenido la fortuna de lograr seis campeonatos.

En la Liga Premier de futbol de veteranos integró al equipo de Corceles, además el estar defendiendo los colores del equipo Juventus en la Liga de Futbol de Veteranos de Tlaxiaco.

Volvería a ser futbolista

“Si volviera a nacer, sería futbolista, es algo que se lleva en la sangre, ya que el futbol se compara con la vida que llevamos fuera de las canchas.

“El futbol te da personalidad, te da carácter y donde te paras eres bienvenido, además que el futbol te abre muchas puertas; gracias al futbol conocí la Universidad, gracias al futbol tengo mi trabajo” indica Celaya.

Sus hijos buscan seguir sus pasos 

Para finalizar expuso que sus hijos, lo están tomando como espejo, pues al saber de sus logros,buscan emularlo, es por ello que Celaya les ayuda para que busquen reaizar su sueño y los entrena todas las tardes.

EL RECUERDO

Declara que hace poco asistió a un partido amistoso realizado en Salina Cruz, donde el equipo ex Chapulineros enfrentó a los ex Petroleros, y fue ahí recibió un reconocimiento. “Fue algo que no esperaba pero que me llegó al corazón”.

El futbol lo amo porque me dio la oportunidad de jugar, viajar, conocer, estudiar y tener trabajo.